Laureano Ortega, una larga historia de fracasos y conversiones


Aquel chavalo escuálido y nervioso de 20 años, que esperaba con ansias ser presentado artísticamente por su mamá, Rosario Murillo Zambrana, ante aquellas masas reunidas en la Plaza la Fe, de Managua, el 19 de julio del 2003, y que debutó cantando el Ave María de Schubert, hoy es un amante de los lujos, pero también advenedizo del protestantismo.

Estos cambios han sido con la venia de Rosario Murillo y Daniel Ortega Saavedra, quienes desde hace años venían sopesando la posibilidad de que Laureano alguna vez heredara el poder político que durante 40 años ellos habían venido amasando.

Daniel Ortega, un revolucionario de izquierda, y Rosario, una hippie aspirante a poetisa, no parecían ser los padres que le fomentaran a un hijo gustos eminentemente burgueses. Sin embargo, lo que en teoría defendieron durante su juventud, hoy contrasta con un Laureano Facundo más parecido a un pashá criollo o a un Conde de Montecristo del siglo 21. Los sueños de un guerrillero y de una hippie amantes de la justicia social y la paz, se diluyeron en el tiempo.

Luego de la llegada al poder de los Ortega- Murillo, en 2007, el “heredero del gobierno de los pobres de Nicaragua” ostenta en su mano un reloj Rolex Day-Date President Platinum Ice Blue Roman 118206, que, de acuerdo al sitio web www.chrono24.com, especializado en ventas de relojes de lujo, puede valer unos 43 mil 200 dólares en los Estados Unidos, y en Europa unos 35 mil euros. 

Laureano también es sinónimo de viajes a su amada Italia, residencias de lujo, trajes costosos, vehículos Mercedes Benz y fiestas rusas valoradas en 50 mil dólares, con caviar y licores finos de por medio.

Otra de las grandes pasiones de Laureano es la ópera. Pero de reojo y a sus espaldas hasta sus más cercanos saben que “no canta nada”.

Laureano y su fiesta rusa.

Por la cabeza de Laureano Ortega también pasó la posibilidad de construir un canal interoceánico. El tiempo pasó, y el océano Pacífico y el mar Caribe nunca fueron unidos. Mientras los plazos se cumplían, las intempestivas sorpresas del mundo bursátil se ensañaron su socio Wang Jing, que de un día para otro perdió el 85% de su fortuna, calculada en unos 10 mil millones de dólares. Laureano no volvió a hablar del canal y mucho menos del chino.

Laureano ahora parece un protestante practicante al igual que la alcaldesa orteguista de Managua, Reyna Rueda, quien para las fiestas patronales de Santo Domingo no tiene reparos en bailarle a la imagen. Ambos fueron vistos recientemente, llenos de fervor, en una vigilia organizada en ocasión del aniversario de radio Maranatha y de la iglesia Ríos de Agua Viva. En la actividad protestante participó el cantante cristiano estadounidense, Marcos Witt, quien recibió una montaña de críticas en redes sociales por amenizar una fiesta llena símbolos del régimen orteguista, como los “árboles de la vida”, también conocidos como “chayo palos”.

Laureano Ortega junto a la Alcaldesa de Managua en una celebración evangélica.

Hasta el momento no se sabe de ningún movimiento público de Laureano. La conversión al protestantismo, con el régimen orteguista en abierta guerra contra la iglesia católica, fue su primera aparición pública luego de anunciarse su ingreso a la lista de sancionados por Estados Unidos.

Foto: Cortesía.


Esta entrada tiene un comentario

  1. el carolingio

    Este hijo de los ORMU, es tipo principe de una monarquía que ha nacido de un individuo como Daniel Ortega, que haciendose pasar por un líder de izquierda, queriendo engañar a un pueblo, que harto de haber vivido otra dictadura, le confió su sacrificio de lucha y muertos.
    Ellos han demostrado con sus acciones ser oportunistas y vulgares ladrones corrompidos, que al verse en el poder y tener la oportunidad de enriquecerse, se han aferrado al poder de forma arbitraria y despotica

Comentarios cerrados.