Reportajes

Las exclusivas guitarras fabricadas en Masaya

La pasión por las guitarras indujo al nicaragüense Iván Jiménez Jerez a intentar materializar su sueño de elaborar este tipo de instrumento. Un día de tantos, con el apoyo de su esposa Melissa Dacunha, dio los primeros pasos y hoy Guitarras Pinol lleva ya nueve años acompañando a los músicos nacionales y de otras latitudes.

Este exclusivo taller se ubica en Villa Bosco Monge, en Masaya, y según Jimémez cada guitarra conlleva un largo trabajo de diseño y elaboración, para poner piezas únicas en las manos de los clientes.

Jiménez explica que para que sus guitarras sean entregadas con la calidad exigida, siempre recurre a los expertos guitarristas (luthier) George Gruhn, Greg Voros y Erikc Newell, de Estados Unidos, quienes dan el visto bueno a las nuevas creaciones.

“Ellos son los artistas más conocidos en la temática de las guitarras en el mundo. Este año vamos a mandar las guitarras a Gruhn, quien tiene una de las compañías más grandes de guitarras en Nashville, Tennesssee. Yo les muestro mis guitarras y ellos me dicen qué hay que mejorar, qué les debo cambiar, luego las traigo al taller y comenzamos a trabajar en esos detalles, y así poder avanzar en nuestras ventas a nivel internacional, como lo hemos estado haciendo en estos años”, refiere Jiménez.

Este pequeño empresario se encuentra radicado en Los Estados Unidos, pero que la mayor parte de su tiempo la pasa en su taller de Masaya, en donde ha empleado a cuatro cabezas de familias.

Taller nació para ayudar

Nosotros nacimos hace nueve años, con el objetivo de obtener una ganancia para Abuela´s House (fundación de beneficencia), para no olvidar a nuestros compatriotas necesitados de Nicaragua. Es muy difícil mantener una organización con donaciones privadas, de tal manera que decidí realizar este proyecto del taller de guitarras luego de una visita a Nicaragua junto a mi esposa hace años. Y fue así que me enamoré de Masaya, y pues poco a poco iniciamos. Yo entré de cabeza a este trabajo, sabía que si ponía en practica mis conocimientos sobre negocios, y disciplina podría ser conocido mundialmente”, manifiesta.

La disciplina y el compromiso de los trabajadores es algo fundamental para que Guitarras se haya posicionado como un referente internacional de guitarras de calidad. Un ejemplo de ello es Jefry Gutiérrez Torrez, la mano derecha de Iván Jiméz. Este joven empezó como ayudante y poco a poco se convirtió en un luthier muy habilidoso.

«Jefry Gutiérrez Torrez es mi mano derecha, quien comenzó como un ayudante, y poco a poco se convirtió en un luthier capacitado para hacer estos tipos de instrumentos, y es una persona con muchas ganas de salir adelante, y nos ha demostrado disciplina, que muchas veces en Nicaragua no tenemos esa disciplina. Él ha tomado mucho empeño a su carrera y le daré una parte del (proyecto) Pinol, un cinco por ciento de lo obtenido, porque se lo merece», subrayó Jiménez.

Para apoyar de las familias, Jiménez garantiza que toda la materia prima necesaria para construir las guitarras se adquiera en la ciudad de Masaya.

“Compramos la pega, lijas, cuchillas, material de acabado. Siempre apoyamos las ferreterías, damos trabajos directos e indirectos. Sería genial que unos diez mil nicaragüenses (radicados fuera del país) llegaran a poner negocios, y darle trabajo a la gente. Toda esa economía se levanta, cuando hay inversión. Nosotros dentro de pocos años vamos a emplear a más gente, vamos a preparar a nuestra gente”, asegura el empresario.