Así fueron los últimos momentos de Josué, el joven fallecido en el exilio en Costa Rica


Tendido y boca abajo, quejándose de profundo dolor, así fueron los últimos minutos de la existencia del joven Josué Enoc Sándigo Reyes, originario de Diriomo, Granada, Nicaragua, quien tenía meses de estar exiliado en Costa Rica. Mientras se retorcía, sus amigos y agentes policiales observaban la agonía del muchacho de 22 años, mientras esperaban una unidad de rescate. Su último suspiro lo dio en una sala de hospital.

Sus compañeros de cuarto aseguraron que en la mañana de este domingo participaron de un paseo que organizó un centro educativo del sector. Al terminar la excursión, sus acompañantes se percataron que Sándigo estaba desaparecido, por lo que decidieron darle búsqueda.

Según la versión de sus amigos, el joven fue encontrado en una calle de Patarrá, del Cantón de Desamparados de San José. Una botella con líquido extraño se encontraba a su lado. Todavía estaba con vida, y no permitieron que los agentes policiales se llevaran al joven, sino que buscaron un vehículo particular para llevarlo a un centro asistencial. Sin embargo el dueño del automóvil se negó a llevarlo porque adujo que no andaba sus documentos en orden, por lo que optaron en llevárselo al apartamento donde habitaban.

En minutos los amigos de Sándigo solicitaron los servicios de un Uber, para trasladarlo a un hospital, pero ya fue demasiado tarde.

Cuerpo llega a Diriomo

El cuerpo del joven fue trasladado este martes hacia Nicaragua, donde fue recibido por sus familiares.

Se conoció que el preuniversitario nicaragüense estuvo atrincherado en la UNAN de Managua durante las recientes protestas cívicas en Nicaragua, y el 21 de julio del 2018, tras el asedio gubernamental, decidió refugiarse en suelo costarricense.

Sus amigos afirmaron que era un muchacho muy humilde y callado, y que al parecer pudo haber tomado la decisión de quitarse la vida por una depresión por la falta de empleo y estudio, por extrañar a su hermana y por las precarias condiciones en que vivía.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) hasta este momento no ha dado una versión oficial de las causas del fallecimiento del joven nicaragüense.

Tres nicas fallecidos en el exilio

Con este son tres exiliados nicaragüenses que fallecen en Costa Rica. El nueve de octubre de 2018, falleció el exconcejal liberal Bernardo Silva Palacio de 50 años, producto de una pulmonía; dos días después murió Jefrey Calero, de 19 años, originario de Jinotepe, Carazo. Calero perdió la vida electrocutado mientras realizaba labores de jardinería.