Más de 600 nicas que habían huido de la represión del gobierno Ortega-Murillo fueron deportados de EE.UU.


La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, capítulo Miami), asegura que más de 600 nicaragüenses fueron deportados de Estados Unidos en los últimos ocho meses, tras haber huido de la represión del gobierno de Daniel Ortega.

El representante de la CPDH en Miami, Róger Castaño, afirmó al diario La Prensa que las deportaciones de nicaragüenses que habían huido de Nicaragua iniciaron en diciembre del 2018.

Solo en ese mes fueron deportados 168 nicaragüenses. El organismo contabiliza cinco casos en que fueron deportadas más de 100 personas.

Castaño indicó que “algunas de las deportaciones fue porque no tenían sustento para la solicitud de asilo”.

En los casos que sí cumplían con los requisitos, el representante de la CPDH afirma que las pruebas no fueron presentadas ante el juez, quizás porque las personas no recibieron la información adecuada.