Salario mínimo congelado hasta el 2020, mientras tanto la canasta básica ya supera los 14,100 córdobas


El salario mínimo en Nicaragua se mantendrá congelado hasta el 2020. A ese acuerdo llegaron el jueves el Ministerio del Trabajo (Mitrab), los sindicatos pro gobierno y las mipymes.

La ministra del Trabajo, Alba Luz Torres, explicó que los cálculos para determinar el incremento del salario mínimo daban cero, tomando en cuenta que la inflación es de 5% y el crecimiento económico es de un -5%.

En vista de ello, el salario de trabajador agropecuario se mantiene en 4,176 córdobas mensuales; el del sector construcción, establecimientos financieros y seguros en 9,346.59; el de la Pesca en 6,356.48; el de las minas y cantera en 7,580.80; el de la industria manufacturera en 5,615.75; el de la industria sujeta al régimen especial en 5,460.87; el de la micro y pequeña industria artesanal en 4,487.41; el de la electricidad, agua y gas; almacenamiento comercio, hoteles, transporte, restaurante y comunicación en 7,666.52, el de los servicios comunales, sociales y personales en 5,854.99; y el del gobierno central y municipal en 5,208.27.

Mientras el salario de los trabajadores permanece congelado desde inicios del 2018, previo al estallido social contra el gobierno Ortega-Murillo, el poder adquisitivo de las familias se deteriora cada día más y los productos de primera necesidad siguen al alza, a tal punto que en julio del 2019 la canasta básica alcanzó los 14,159 córdobas.

Sin embargo, Leonardo Torres, presidente del Consejo Nicaragüense de Pequeña y Mediana Empresa, sostiene que en el acuerdo “prevaleció el compromiso de proteger el empleo actual garantizando estabilidad laboral”.

Este año el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) no participó en las negociaciones.