Nuevo informe de ONU sobre Nicaragua deja al desnudo las falacias de normalidad del gobierno


La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) divulgó este viernes un segundo informe sobre Nicaragua en el que subraya que la persistencia de las graves violaciones a los derechos humanos y la impunidad de los responsables de la represión.

El informe será presentado ante el Consejo de Derechos Humanos por la Alta Comisionada Michelle Bachelet el 10 de septiembre, y ahí están registrados todos los actos de represión cometidos por el gobierno del presidente Daniel Ortega entre el 19 de agosto del 2018 y el 31 de agosto del 2019.

“El Gobierno y los elementos progubernamentales continuaron reprimiendo la disidencia. Las autoridades consideran que la represión de las protestas en todo el país fue una respuesta legítima a un golpe de Estado fallido, negando toda responsabilidad por la violación de derechos humanos”, denuncia el documento.

Naciones Unidas reitera el uso de fuerzas paramilitares, a las que se refiere como “individuos armados favorables al Gobierno”.

“Los arrestos y detenciones arbitrarios continuaron siendo un medio de represión de la expresión de la disidencia, y persistieron los casos de torturas y malos tratos a personas privadas de libertad en relación con las protestas”, enfatiza.

En el informe se destaca la falta de libertad de expresión y exige al gobierno que regrese los medios de comunicación confiscados.

ESTE VIDEO PUEDE INTERESARTE: