Diócesis de Estelí aclara que no ordenó a falso sacerdote


“El señor Denis Obando no fue ordenado en esta diócesis, no está incardicado en este territorio eclesiástico, no forma parte de este presbiterio y no me consta que haya sido ordenado válidamente”, con estas palabras la Diócesis de Estelí, a cargo del obispo Abelardo Mata, niega que hubiera ordenado al falso sacerdote de origen hondureño, tal como se ha estado acusando desde los medios de propaganda del gobierno.

Denis Obando o Denis López Obando pasó tres meses en parroquias de la Diócesis de Danlí, Honduras, haciéndose pasar como sacerdote. Para ello presentó un carnet obtenido de manera fraudulenta en la Diócesis de Estelí.

La Diócesis de Estelí explica en un comunicado que el falso sacerdote tocó las puertas de ese territorio eclesiástico “de cara a una posible incardinación”, con la promesa de que llevaría las letras que acreditaban su ordenación, cosa que nunca hizo. En este sentido, advierte que cualquier carnet de la diócesis que Obando presente “no es válido”.

En Honduras las autoridades eclesiales investigaron a Obando, comprobando que nunca estuvo ordenando como sacerdote. El falso curo colaboró en varias parroquias de Danlí e incluso ofició misas.

Obando podría enfrentar de dos a tres años de cárcel por usurpación de funciones y suplantación de personas, según las leyes Honduras.

Este hecho fue retomado Juventud Presidente, uno medio de comunicación del gobierno Ortega Murillo, para asegurar que monseñor Abelardo Mata “creó una red de curas falsos para sembrar odio y caos” en Nicaragua.

Incluso funcionarios sandinistas, como el diputado Wilfredo Navarro han aprovechado el caso y lanzado fuertes epítetos contra Mata. «Con la actuación de Mata no podemos estar seguros de que alguien que anda con sotana es un verdadero cura», aseguró.

Mata ha denunciado en reiteradas ocasiones el asedio gubernamental a la Iglesia Católica, por la firmeza de esta en las denuncias a las violaciones a los derechos humanos cometidas contra la población civil.