Gobierno apuesta a dinamizar la economía promoviendo el consumo en Navidad


Aunque el mismo Banco Central de Nicaragua (BCN) proyecta una caída del PIB de un 4.5% al cierre del 2019 y otros sectores independientes como Funides creen que la caída sería hasta de un 6.8%, el gobierno hace todo lo posible por aparentar normalidad y está llamando a los nicaragüenses a comprar masivamente en la temporada navideña.

Para ello conformó un comité especial que se encargará de llevar a cabo un ambicioso plan de promoción de compras y realización de actividades comerciales.

El comité está encabezado por el hijo de la pareja presidencial Laureano Ortega Murillo y lo integran el Instituto de Turismo (Intur), el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, el  Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom), el Ministerio de Economía Familiar y organizaciones de comerciales y asociaciones afines al oficialismo, como Conimipyme.

Ortega Murillo explicó este jueves durante el lanzamiento del plan que el gobierno busca dinamizar el comercio y también que las familias nicaragüenses tengan espacios de recreación y “una temporada navideña en paz y amor”.

El simpatizante sandinista y representante de la Asociación de Mercados de Managua, Jorge González, dijo que en la temporada ellos esperan ventas superiores a los 3 mil millones de córdobas en los ocho mercados capitalinos, es decir, unos 400 millones más que lo que según el se vendió en la misma temporada del 2018.

Esas proyecciones deberán enfrentarse a una economía familiar cada vez más deteriorada. Datos de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), señalan que al cierre del 2019 entre 66,000 y 98,000 nicaragüenses habrían pasado a engrosar filas del desempleo, lo que elevaría a entre 244 mil y 266 el número de personas arrojadas al desempleo desde abril del 2018 cuando inició la crisis sociopolítica.

Mientras las organizaciones independientes lucen pesimistas, el gobierno continúa haciendo castillos en el aire. El Banco Central si bien acepta que este año la economía caerá hasta en un 4.5%, cree que en el 2020 se recuperará entre un 1 y 2% si logra incentivar el crédito interno y a traer la inversión, dos cosas que parecen muy difíciles si no se resuelve la crisis sociopolítica. Por otro lado están los faraónicos planes presentados en enero por Laureano Ortega, quien en un documento titulado “Políticas y Proyectos de Desarrollo para potenciar inversiones en Nicaragua 2019–2021″ prometió en estos tres años inversiones por el orden de 11 mil 76.72 millones de dólares.

Como previendo un fracaso de sus planes, en la primera semana de septiembre también se conformó la Comisión de Economía Creativa, que busca cómo los nicaragüenses desarrollen su propios emprendimientos para hacer frente a la crisis. Dicha comisión la encabeza Camila Ortega, hija de Daniel Ortega y Rosario Murillo.