Madres de Abril denuncian profanación de las tumbas de sus hijos


La Asociación de Madres de Abril denunció el constante hostigamiento por parte del gobierno, así como también la profanación de las tumbas de los asesinados los policías y paramilitares.

Según la denuncia, además de la profanación, las estrategias represivas incluyen intimidación, hostigamiento, asedio, ataques a las iglesias donde se realizan misas en honor a los caídos y patrullajes selectivo en las viviendas de las familias.

LEA TAMBIÉN: Ortega aumenta sus fuerzas represivas con 776 nuevos policías

Una de las tumbas profanadas es la de José Manuel Narváez Campos, en Jinotepe, Carazo. Allí los simpatizantes sandinistas hicieron pintas y dejaron frases ofensivas. Las Madres de Abril expresan que igual ha sucedido en tumbas de caídos en Ticuantepe, Managua y Estelí.

Esta organización informó que el 2 de noviembre, Día de los Fieles Difuntos, se llevará a cabo una misa en homenaje a sus hijos en la Catedral de Managua.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) desde el año pasado viene dándole acompañamiento a las víctimas de la represión gubernamental. Afirma que estas amenazas ya han sido denunciadas ante las instancias internacionales, como parte del acompañamiento en búsqueda de la justicia. El CENIDH denuncia que el Estado de Nicaragua sigue sin investigar estas muertes.