Periodista Armando Amaya: “¿A quién voy acudir a denunciar, si son los policías que nos están agrediendo?”


La agresión que sufrieron a manos de policías el miércoles 30 de octubre en Metrocentro los periodistas, cuando cubrían un plantón de opositores, dejó en evidencia una vez más la indefensión en que está el periodismo independiente de Nicaragua frente a las arbitrariedades del Estado.

Los periodistas agredidos fueron Armando Amaya, de Canal 12; Wilmer Benavides, de Actualidad con Dino Andino. De ambos, el que Amaya fue el que sufrió daños físicos. Según un dictamen médico este sufrió fracturas en el codo del brazo izquierdo.

El periodista explicó que fue un policía lo derribó de una patada para impedir que diera cobertura al plantón.

“¿A quién voy acudir a denunciar este hecho, si son los mismos policías que nos están agrediendo a nosotros? El micrófono no mata a nadie, una cámara no mata a nadie, nosotros estamos cubriendo la noticia”, externó Amaya en una conferencia de prensa en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Al periodista Wilmer Benavides un oficial le arrojó al piso el celular con el que grababa. Benavides subrayó que en Nicaragua ejercer el periodismo “se ha vuelto una profesión de alto riesgo”.

Hacemos un llamado a las autoridades para que se respete nuestra profesión, nosotros únicamente estamos haciendo lo que (señala) la Constitución Política. El artículo 66 nos protege, (dice) que tenemos derecho a informar y la población tiene derecho a recibir esa información”, manifestó.

Durante la cobertura los policías también agredieron a la dirigente campesina Kenia Gutiérrez, y a la dirigente juvenil Zayda Hernández.