Evo Morales llama a la “paz” y acusa a políticos opositores de promover el “odio racial”


El presidente de Bolivia, Evo Morales, dice lamentar la escalada de violencia que está viviendo su país, en especial la jornada de este miércoles en Cochabamba donde se reporta el fallecimiento de un joven, y unos 50 heridos.

Morales acusa a sus opositores de ser los responsables de los graves sucesos que están ocurriendo en esa nación sudamericana desde el 20 de octubre cuando se llevaron a cabo unas cuestionadas elecciones, en las que el líder socialista resultó reelecto.

«Expreso mi profundo pesar por el fallecimiento del joven Limbert Guzmán, víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos. Reitero mi llamado a la paz social para devolverle la tranquilidad a nuestro pueblo», expresó Morales a través de su cuenta en Twitter.

El joven fallecido era un opositor y fue ingresado por la tarde en el Hospital Viedma, de Cochabamba, presentando un paro cardiorespiratorio y muerte encefálica.