Murillo tilda de «miserables» a opositores y les dice que “no se atrevan a jugar»


La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, advirtió a los opositores que no se atrevan a atentar contra el “modelo” ni la “paz” sandinistas, porque el partido y las familias están dispuestos a defenderse.

Al finalizar un encuentro del Consejo Político del Alba, en el que Daniel Ortega amenazó con retornar a las “armas”, Rosario Murillo dijo que para el Frente Sandinista es indispensable “vencer” y que lo está haciendo con “valentía” y discernimiento para “nunca caer en las trampas del imperio y sus agencias”.

“Reitero, no nos intimidan. Reitero, repito, como pueblo sabemos que Dios es justo y que Dios es bueno más allá de las interpretaciones que puedan hacer algunos”, manifestó.

“Que no se atrevan a jugar como hicieron por un tiempito los miserables, que no se atrevan a jugar con la paz, que no se atrevan a jugar con el derecho de todos al bien para todos, que no se atrevan a jugar con la tranquilidad de las familias nicaragüenses, que no e atrevan a tocar este modelo de amor cristiano”, insistió amenazante.

“Que no se atrevan porque ya sabemos, ni pudieron ni podrán”, enfatizó Murillo, quien definió a las familias sandinistas como “guardianes de la paz”.

La vicepresidenta fue señalada, junto a los principales dirigentes del gobierno y del Frente Sandinista, de cometer crímenes de lesa humanidad en el marco de las protestas antigubernamentales del 2018.