Bolivia tenía miedo de terminar como Nicaragua, Venezuela y Cuba, subraya Jeanine Áñez


La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, sostiene que la ciudadanía venía observando que el exmandatario Evo Morales llevaba al país por el camino de Venezuela, Nicaragua y Cuba, de tal forma que no querían terminar de esa manera.

Entrevistada por la cadena de noticias BBC, Áñez relató que el líder socialista “destruyó la institucionalidad democrática” de Bolivia. Explicó los bolivianos no contaban con instituciones que respondieran a las leyes sino al partido Movimiento al Socialismo (MAS), que dirige Morales.
“Yo creo que eso ha sido nefasto en el país”, lamentó.

Recordó que ese ha sido el comportamiento de todos “los socialistas del siglo XXI”.

“Nosotros muchas veces cuando ya nos sucedía algo, decíamos: “Esa película ya la vimos en Venezuela, esa película ya la vimos en Nicaragua, esa película ya la vimos en Cuba, y esa fue la reacción y el temor de todos los bolivianos de terminar como Cuba, que siempre busca padrinos para poder sobrevivir; de terminar como Venezuela que está tan destruida, siendo uno de los países más ricos de latinoamericana, que era tan hermoso; de terminar como lo que es ahora Nicaragua, con la pareja presidencial que no permiten la alternancia en el poder”, argumentó Áñez.

La presidenta interina considera que los bolivianos reaccionaron a ese temor y que el propósito de todo la situación que vive el país es porque quieren vivir en libertad. “Creo que tenemos ese derecho, por la libertad y la democracia vale la pena luchar”, concluyó Áñez.

Evo Morales interpuso su renuncia el 10 de noviembre aquejado por masivas protestas y el amotinamiento de policías y militares. La Organización de Estados Americanos (OEA) comprobó que hubo fraude en las elecciones del 20 de octubre. Morales, que se encuentra asilado en México y sostiene que fue víctima de un golpe de Estado.

Foto de portada: Captura de pantalla.