Acusan de atentar contra «la seguridad pública» a activistas detenidos por ir dejar agua


La Fiscalía introdujo el domingo ante el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, a cargo del juez Julio César Arias, la acusación formal contra los activistas de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), capturados el jueves 14 de noviembre en Masaya.

A esta ciudad habían viajado con víveres para el padre Edwin Román y las madres de presos políticos, que se encuentran en huelga de hambre en la Iglesia San Miguel, bajo un fuerte asedio policial.

Aunque en un principio se manejaba que eran 13 las personas arrestadas por el «nuevo delito» de «ir a dejar agua», la Fiscalía está acusando a tres autoconvocados más, por lo que serán 16 los procesados.

En la acusación aparece como víctima “la seguridad pública de sociedad nicaragüense”.

Los detenidos son Ivania Álvarez, Melvin Paralta Centeno, Marvin López, Amaya Coppens, María Margarita Hurtado, Neyma Hernández Ruiz, Jesús Teffel, Derlis Hernández, José Dolores Medina, Wendy Juárez, Wilfredo Brenes, Olga Valle, Roberto Butching, Hanssel Quintero, Atahualpa Quintero Morán y Jordán Lanzas.

La audiencia preliminar se llevará a cabo este lunes 18 de noviembre.