Padre atacado por turbas del FSLN en la Catedral de Managua es un sacerdote exorcista


La noticia del ataque de las turbas sandinistas al padre Rodolfo López el pasado lunes 18 de noviembre en la Catedral de Managua, es ya bien sabido, lo que muchos desconocen es que el sacerdote es uno de los seis religiosos nicaragüenses autorizados por la Iglesia Católica para practicar exorcismos.

El 5 de diciembre del 2018, cuando la rusa Elis Leonidovna Gonn atacó con ácido sulfúrico al sacerdote Mario Guevara en la catedral, para muchos pasó desapercibido que fue el padre López quien logró controlar a la atacante. La Policía Nacional informó que cuando llegó encontró a la rusa “en trance mientras el presbítero Rodolfo López le practicaba exorcismo”.

Esta es una practica espiritual consistente en una serie de ritos y fórmulas cuyo fin es la expulsión de los demonios. El Catecismo católico lo define concretamente como “una antigua y particular forma de oración que hace un ministro ordenado de la Iglesia» para en nombre de Jesucristo “liberar del poder de Satanás”.

En Nicaragua los obispos Leopoldo Brenes, Silvio Báez y Rolando Álvarez, pueden practicar exorcismos, como también el mismo sacerdote Mario Guevara.

Nota con información de Radio Stereo Romance.