Hijo de Fonseca Terán rechaza tortura contra los Reyes Alonso y desata el enojo de los sandinistas


En el Frente Sandinista no admiten flaquezas de ningún tipo, mucho menos tener un poco de humanismo o empatía por personas a quienes se considera “golpistas”. Eso lo comprobó ni más ni menos que Carlos Fonseca López, hijo del fanático orteguista Carlos Fonseca Terán, cuyas amenazas de muerte hacia los opositores son ya muy conocidas.

Fonseca López se permitió expresar en Facebook su opinión sobre la brutalidad con que el día lunes el jefe de la Policía de León, Fidel Dominguez, torturó a la familia Reyes Alonso.

“A mí no me gustaría que la Policía me amarre y me intimide a recitar un manifiesto político de la derecha, tomando en cuenta mis más íntimas convicciones. ¿Por qué es tan difícil de entender la solidaridad entre seres humanos a pesar de las diferencias ideológicas?”, cuestionó.

Fue un grave error de su parte. Las fanáticos sandinistas inmediatamente empezaron a atacarlo y a advertirle que la “derecha” iba a sacar provecho de su post y que era la que lo estaba compartiendo. Varios de los fanáticos lo acusaron de divisionista.

Fonseca López terminó por borrar su comentario, pero ya antes se le habían hecho varias capturas.

No debe interpretarse al nieto del fundador del FSLN como alguien con un pensamiento democrático y humano. Nada más alejado de la realidad. Es un fanático, supuestamente, socialista, crítico del «gran capital», y deja claro que apoya y justifica lo que hace su partido para mantener el poder.

Foto de portada: Cortesía.