Murillo obsesionada con Juan Sebastián Chamorro. Ahora lo tilda de «patán» y “bayunco»


Juan Sebastián Chamorro se ha vuelto en una obsesión para la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, quien por dos días seguidos le ha lanzado sus más virulentos dardos.

“A veces vemos personas llenas de patanería, aquí tenemos una palabra… “jayanes” dice la gente; llenos de “jayanadas”, y sobre todo cuando están frente a una persona humilde”, afirmó este viernes Murillo, sin atreverse a mencionar a Juan Sebastián Chamorro.

Para desatar su verborrea contra Chamorro, Murillo se ha agarrado de un fuerte reclamo que este le hizo el jueves a un militante sandinista que agredió con un tubo a la madre de un preso político.

La vicepresidenta saludó el que el fanático hubiera llamada “vendepatria” a Chamorro. “La gente tiene voz, la gente tiene corazón, la gente tiene alma y no admite ese trato grosero, bayunco (rústico), patán, de los que se creen poderosos”, agregó.

Algunos opositores han visto en Chamorro a un posible candidato presidencial, aunque este afirma que la prioridad es sacar del poder a la dictadura. Todo indica que la candidatura es otra de las cosas que también ofuscan a Murillo.

“¿Cómo apreciar a un ser que vende la patria, o a seres que venden la Patria, que andan queriendo destruir el derecho de todos a vivir mejor? ¿Cómo apreciar a esas Personalidades confusas, egoístas, abyectas?”, explotó la vicepresidenta.

El gobierno señala a Chamorro de ser parte del grupo de opositores que supuestamente intentaron darle un golpe de Estado, lo cual ya fue descartado por la CIDH, la que más bien señala a Murillo y compañía de cometer crímenes de lesa humanidad.


ENTRADAS RELACIONADAS