Detectan al “pez diablo” en un riachuelo de Tipitapa

Comparte

En un riachuelo de la Ciudadela de Tipitapa fueron encontrados dos ejemplares del “pez diablo”, los cuales han alarmado a la población que nunca había visto esa especie.

“Esos peces son feos, ojones, la piel dura como cocodrilo, tienen hocico, dos colmillos grandes y un cachos”, dijo uno de pobladores.

La realidad es que el “pez diablo” (Hypostomus plecostomus) no es nada nuevo en Nicaragua. Fue detectado en el 2007 en la Isla de Ometepe.

Dos años después el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena) empezó la capacitación de 1,200 pescadores para evitar que se propagara. Se trataba de una especie invasora, originaria del Amazonas, con un impacto ecológico dañino al arrasar con los huevos y las crías de otras especies de peces.

Para ese entonces ya tenía presencia principalmente en Morrito, San Carlos y El Nancital. El Marena pretendía evitar que el “pez diablo” se extendiera a ríos y otras fuentes hídricas del país.

Esta especie puede vivir tanto en agua como en tierra. Fuera del agua puede resistir hasta 14 horas.

No es una especie agradable a la vista, pero sí comestible. Sus verrugas y espinas le sirven para evitar ataques de otros peces, pero también su aspecto ha hecho difícil que se comercialice como alimento, por lo que los pescadores si detectan uno, lo eliminan.

Fotos: Radio Ya.