Actualidad

Rosario Murillo: “Son muy pocos los personajes cuyo rostro se desfigura con el odio”

En la novela de terror gótico “El retrato de Dorian Gray”, del escritor Oscar Wilde, todos los vicios y pecados del protagonista se reflejan en un cuatro mientras él conserva su juventud y belleza. En la vida real no ocurre igual y en Nicaragua no hay mejor ejemplo de ello que la mismísima vicepresidenta Rosario Murillo.

Según los organismos de derechos humanos, la mujer fuerte de Nicaragua es responsable de centenares de asesinatos, de una brutal represión y de dirigir un verdadera campaña de odio hacia los opositores. Sin embargo, en su retórica todos estos crímenes y esa campaña de odio no los asocia a sí misma sino a quienes exigen el fin del gobierno.

En su alocución del viernes 6 de marzo volvió a presentarse como una predestinada a hacer la obra de Dios en Nicaragua. “Dios muestra el rostro del Ser Humano que trata de ser mejor. Es Dios en ese rostro, y se sabe, se siente”, aseguró.

Agobiada por casi dos años de protestas y manifestaciones en contra del gobierno, Murillo abogó por un retorno a la tranquilidad para todos los nicaragüenses, aunque, como siempre, omite que es ella y el presidente Daniel Ortega quienes diariamente envían a policías y paramilitares a acosar a la oposición.

¿El pasado es pasado?

La vicepresidenta ha querido borrar la masacre del 2018 y ahora instó a seguir hacia adelante y no volver hacia atrás.

“¡El pasado, es pasado! Reconocernos en el espejo del pasado sólo para evitar errores del pasado. Pero el futuro es lo que tenemos que construir día a día en paz, con amor, en bien, en respeto y en fraternidad”, subrayó.

Murillo, que desde ya es considera uno de los personajes más siniestros de la historia de Nicaragua, dijo que ella cree en el amor y no en el odio.

“No nos vemos en ese espejo. Afortunadamente, son muy pocos los personajes cuyo rostro se desfigura con el odio”, enfatizó.

About the author

Red Colectiva

3 Comments

Click here to post a comment

  • Ella no lucia’ tan fea siendo joven. Y muchas mujeres envejecen con rostros bellos.
    Pero de algo debe estar segura esta persona que la maldad afea el alma y el rostro y eso lo está viendo ella personalmente.
    La burla más acentuada de gente que no la quiere es su rostro.
    Ella sabe perfectamente que no anda en buenos caminos y de su asociación con el mal

  • El rostro de esta asesina es el más feo del planeta Tierra. Ella se transforma horriblemente todos los días y todos los momentos cuando habla y escupe veneno.