Murillo descarta cuarentena y recomienda ir a un centro de salud ante síntomas de coronavirus


La posición del gobierno de Nicaragua frente a la epidemia mundial de coronavirus parece inamovible. La vicepresidenta Rosario Murillo reiteró este lunes que en sus planes no está decretar ningún tipo de cuarentena y que si alguien presenta síntomas de coronavirus, puede acudir a los centros de salud.

Murillo dijo que el Ministerio de Salud (Minsa) está pendiente de la situación.

“No hemos establecido ni estableceremos ningún tipo de cuarentena y las personas que presenten alguna sintomatología, que tenga nexo epidemiológico, pueden ir a una unidad de salud para estudio y seguimiento», declaró a través de los medios de comunicación gubernamentales.

“Aquellas personas que tengan síntomas, que puedan estar vinculados a lo que llamamos epidemias, también aquellas que den positivo a coronavirus se le ingresará a una unidad de salud para su atención médica”, subrayó.

Otros países alarmados, menos Nicaragua

Murillo no se muestra preocupada por el incremento de casos en Costa Rica y tampoco parece interesada en imitar a El Salvador en cuanto a aplicar restricciones al ingreso de viajeros de países como China, Irán, Italia Alemania o Francia.

En este sentido, la vicepresidenta dijo que aquellas personas que llegan a Nicaragua procedentes de naciones afectadas por la epidemia, pero que “no tienen síntomas, no tienen ninguna restricción en su movilidad y desplazamiento en el país”.

El domingo 8 de marzo la ministra de Salud, Carolina Dávila, informó que el gobierno tiene personal capacitado y 19 hospitales equipados para atender los casos de coronarivus que se presenten.

Hay que recordar que en Nicaragua, salvo casos de gravedad, las personas que presentan síntomas de enfermedades respiratorias deben acudir primero a los centros de salud, donde son evaluados por los médicos y de ser necesario son remitidos a los hospitales.

El viernes 6 de marzo la OPS anunció el envío de misiones a países como Nicaragua, Haití, Venezuela, Bolivia, Honduras, Surinam y Guatemala, debido al mayor riesgo que existe frente al coronavirus en sistemas de salud tan débiles.