Actualidad

Minsa juega con las estadísticas del coronavirus en Nicaragua

El Ministerio de Salud (Minsa) trata de maquillar en un juego irresponsable las estadísticas del coronavirus en Nicaragua.

A diferencia de otros países, donde las autoridades no tienen ningún problema en dar a conocer los totales, en Nicaragua el secretismo y los intentos de minimizar la enfermedad son vergonzosamente evidentes.

Oficialmente, en el país se han registrado cinco casos positivos, sin embargo, desde la vicepresidenta Rosario Murillo hasta los funcionarios del Minsa y los medios de comunicación del gobierno, dicen insistentemente que solo son tres casos.

El oficialismo ya descartó de sus estadísticas a la persona fallecida el 26 de marzo y a la recuperada hace una semana.

“Nos mantenemos con los mismos 3 casos confirmados”, aseguró el secretario general del Minsa, Carlos Sáenz, el 4 de abril en una conferencia de prensa, ignorando completamente al fallecido.

Dos casos delicados

Los tres casos que reconoce el gobierno Ortega corresponden a una mujer de 52 años de edad, que ingresó a Nicaragua procedente de Estados Unidos; y dos hombres de 70 y 76 años, que también ingresaron de Estados Unidos. La mujer se encuentra estable, mientras que los dos hombres se encuentran en estado delicado. El hombre de 76 años “tiene múltiples afectaciones crónicas”, expresó el funcionario.

Los «sospechosos» casos sospechosos del Minsa

Hasta la fecha el gobierno sigue ocultando la cantidad de pruebas que ha hecho para detectar el coronavirus.
Manifiesta que solo tiene 11 personas “en seguimiento responsable y cuidadoso”, es decir, son casos sospechosos.

Sáenz dice que tenían 12 casos sospechosos, pero que dos “ya superaron el período de observación reglamentario”, de tal forma que les quedaban 10, a lo que se sumó una persona captada el 3 de abril.

En cuanto a los casos sospechosos, el Minsa también juega con las estadísticas en un confuso juego en el que la misma institución ha terminado enredada.

El martes 31 de marzo Sáenz informó que fueron “dados de alta” cinco casos sospechosos de coronavirus, después de que “se recuperaron”. Lo sospechoso del asunto es que el Ministerio y la mismísima Rosario Murillo habían dicho en reiteradas ocasiones que tenían 14 casos sospechosos «asintomáticos”, correspondientes a personas que tuvieron contacto con pacientes positivos. En este sentido, vale la pena preguntarse: ¿De qué “se recuperaron” esas personas si no tenían síntomas?

Otra cosa es que el gobierno descarta que haya transmisión comunitaria, aunque Cuba ya reporta dos personas que se han contagiado tras regresar de Nicaragua.

A las conferencias del Minsa solo asisten los medios oficialistas. Más que una conferencia es la lectura de un comunicado diario sobre la situación del coronavirus. La duración no supera los dos minutos y medio, a veces ni siquiera el minuto.

Foto: Captura de pantalla.