Actualidad

Rosario Murillo envía a los fanáticos del FSLN a exponerse al COVID-19

Si en Nicaragua el coronavirus llega a golpear como está previsto, es casi seguro que un alto porcentaje de los contagiados y víctimas fatales militantes del gobernante FSLN, únicos que participan en eventos masivos por órdenes de la vicepresidenta Rosario Murillo.

El primer fin de semana de abril Nicaragua ha quedado estupefacta al ver a miles de simpatizantes sandinistas abarrotar la Isla de Ometepe, centros turísticos de playa y calles y avenidas de Managua y otras localidades, acarreados por el gobierno para participar en actividades de bienvenida al verano 2020.

Esto contrasta con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual es categórica al advertir que todo tipo de aglomeraciones representa un factor de contagio ante una pandemia que al 4 de abril ya registra casi 1,200,000 casos positivos y más de 64,000 muertos.

Maratón de amor

Uno de los eventos que mayor indignación causó fue una competencia deportiva denominado Maratón de Amor de Bienvenida al Verano 2020. Este se llevó a cabo el sábado y recorrió el tramo ubicado desde el Estadio Dennis Martínez y el Puerto Turístico Salvador Allende.

En el maratón se observó gran presencia de niños. Los organizadores fueron los estatales El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) y el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

La otra actividad fue una caravana de motos. Muy de cientos de motorizados del FSLN fueron embarcados en el ferry Rey del Cocibolca en el puerto de San Jorge, Rivas, y enviados a recorrer la Isla de Ometepe, uno de los principales destinos nacionales.

En la mundialmente famosa playa de San Juan del Sur el gobierno organizó el viernes la elección de la Chica Verano 2020. Es una localidad bastante pequeña, por lo que el oficialismo facilitó la llegada de miles de personas a bordo de buses para que se congregara en el certamen de belleza.

Burguesía sandinista no participa

Una imagen muy diferente ha dado el gobierno cuando se trata de la burguesía sandinista. El viernes, en un homenaje póstumo al fallecido diputado sandinista Jacinto Suárez, el cuerpo diplomático, representantes de los poderes del Estado, altos militantes del partido y los jerarcas de la Policía y el Ejército fueron puestos a una distancia considerable.

Un día antes, en la vela en la exclusiva funeraria Sierras de Paz, se pudo observar también a la dirigencia del FSLN usando mascarillas y hasta guantes de látex para protegerse de la pandemia.

Hay que decir que en las actividades masivas no solo participan simpatizantes sandinistas sino que son obligados a ir una buena cantidad de trabajadores del Estado que no simpatizan con el partido de gobierno.

Fotos: El 19 Digital.