Actualidad

Buque de guerra de Venezuela se hunde tras embestir a un crucero civil en aguas internacionales

El moderno buque de guerra Naiguatá, de la Armada Revolucionaria Bolivariana de Venezuela, se hundió el martes 31 de de marzo por la madrugada luego de embestir varias veces al crucero de pasajeros RCGS Resolute en aguas internacionales, frente a la costa norte de ese país sudamericano.

El incidente ha levantado aireadas protestas del gobierno de Nicolás Maduro pese a que fue el barco militar el que buscó una pelea que perdió irónicamente contra una embarcación civil. Venezuela denuncia que el Resolute se negó a ser inspeccionado.

El Resolute navega con bandera portuguesa pero es propiedad de la compañía alemana Columbia Cruise Services.

“Se dispararon armas de fuego y, poco después, el buque de la Armada se acercó al lado de estribor con velocidad y con un ángulo de 135 grados y deliberadamente colisionó con el RCGS Resolute”, declaró en un comunicado.

“El buque de la Armada continuó embistiendo la proa de estribor en un aparente intento de girar la cabeza del barco hacia las aguas territoriales venezolanas”, expresó.

Columbia Cruise Services dijo que el RCGS Resolute sufrió daños menores, por lo que no vio afectada su navegabilidad.

RCGS Resolute

“Ocurre que el buque de la Armada sufrió daños severos al hacer contacto con la proa bulbosa reforzada del crucero de expedición de clase para zonas de hielo RCGS Resolute y le comenzó a entrar agua”, explicó.

Al momento del incidente el barco no iba con pasajeros y solo tenía a bordo a 32 tripulantes.

VIDEO DEL MOMENTO DEL IMPACTO:

¿Mercenarios para atacar Venezuela?

Según CNN, el Ministerio de Defensa, Vladimir Padrino, dijo que el Resolute podría haber estado transportado a “mercenarios” para atacar Venezuela. También aseguró que el incidente ocurrió a un lado de la isla La Tortuga, lo que difiere de las declaraciones de Columbia Cruise Services, que sostiene que ocurrió en aguas internacionales cerca de Curazao.

Foto: Redes Sociales.