Samantha Jirón: La dictadura “me exilió, pero me bachilleré”


La lucha azul y blanco fue del pueblo nicaragüense, sin excepciones y en diferentes espacios y en ese lugar no solo estaban los estudiantes universitarios que fueron perseguidos y obligados a exiliarse, ahí también estaban adolescentes que arriesgaron sus vidas tal como sucedió con Álvaro Conrado,

Y al igual que “El niño mártir de las protestas”, muchos chavalos dejaron sus aulas de clases y salieron a dar su aporte a esta causa.

Entre ellos estaba Samantha Jirón, una chavala de 18 años, originaria de Masaya, quien cursaba su quinto año en el Colegio Salesiano de este municipio que vivió en carne propia la represión de Ortega.

“Me involucre en la atención de heridos”, cuenta esta joven quien por esta entrega fue perseguida y obligada a dejar su último año de secundaria y exiliarse en Costa Rica.

Ya en suelo tico sufrió y se había frustrado por no llegar a bachillerarse, pero no se dio por vencida y hoy nos cuenta como cumplió ese propósito”.

“A pesar de que la dictadura Ortega Murillo ha cercenado el sueño de muchos estudiantes universitarios y de secundaria de Nicaragua, estamos luchando para seguir adelante aquí en este país, actualmente estoy estudiando en la Universidad Internacional de las Américas (la carrera de) relaciones internacionales y estoy completamente segura que una de la formas de resistir a una dictadura es educándonos”, expuso Jirón.

Este es el reportaje completo realizado por NICARAGUA ACTUAL:

Fotos: Nicaragua Actual.


ENTRADAS RELACIONADAS