¿Hay algún cambio físico en Ortega luego de más de un mes de autocuarentena? (EN IMÁGENES)


La pandemia de coronavirus está teniendo efectos tanto físicos como psicológicos en las personas. En Nicaragua, mucha gente tiene varias semanas en autocuarentena, pese a que el gobierno insiste en que no es necesario. Entre los que han optado por el aislamiento total está el mismísimo presidente Daniel Ortega, quien de por sí tiene escasa actividad pública.

Ortega pasó 34 días sin dar señales de vida. Ha sido su ausencia más larga. La última vez que los nicaragüenses lo habían visto fue el 12 de marzo durante una videoconferencia del Sistema de Integración Centroamericana. Finalmente reapareció el miércoles 15 de abril.

No más aparecer en las cámaras saltaron todo tipo de especulaciones, como por ejemplo que el mandatario estaba usando guantes. Realmente solo era un efecto visual. Lo que sí es cierto es que sus manos estaban muy pálidas. Otra cosa que llamó la atención es que Ortega parecía con menos libras de peso que hace un mes.

(Del líder sandinista se sabe que recurre a tintes de cabello, a maquillaje y a diferentes retoques para disimular sus 74 años de edad. El 29 de noviembre del 2019 sorprendió a media Nicaragua cuando en una reunión de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal) se le pudo ver completamente envejecido. Ese día no se había maquillado y además lucía muy cansado y demacrado).

Aunque circulan algunos montajes que buscan ridiculizarlo en las redes sociales, realmente no se notan grandes cambios. Sin embargo, para no caer más en juicios personales, a continuación las imágenes de las dos únicas sesiones de trabajo de Ortega en lo que va de la emergencia del coronavirus en Nicaragua. Juzgue usted:

Imágenes de la reaparición de Ortega el 15 de abril

Imágenes de Ortega durante la teleconferencia del SICA el 12 de marzo

Fotos: Presidencia de Nicaragua.