Murillo llama “cerebros deformes” a quienes están denunciando al régimen sandinista


La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, sigue encendida en sus alocuciones de mediodía por los medios de propaganda oficiales. Este jueves al momento de hablar del tema de la salud, arremetió contra quienes están denunciando la negligencia de la administración sandinista durante la pandemia de coronavirus.

“Hay algunos cerebros, deformes digo yo, enfermos que quieren encontrar, buscan afanosamente que encontrar o inventan para precisamente calumniar, difamar. No se dan cuenta esas personas que no son de bien, cómo difaman a un pueblo entero, cómo calumnian a un pueblo entero”, reprochó.

La prensa y la comunidad internacional han lanzado la voz de alarma sobre lo que sucede en Nicaragua, donde además de no tomar medidas para prevenir la pandemia, el gobierno todas las semanas está llevando a cabo concentraciones masivas con sus partidarios.

“No los oímos”

Rosario Murillo se mostró desafiante a las condenas y luce dispuesta a no cambiar de postura.

“Nosotros seguimos adelante, paso a paso. No los oímos, no los vemos porque no los entendemos, no podemos entender que todavía tengan maldad en sus corazones”, insistió.

En Nicaragua diariamente se escuchan denuncias de muertes y casos sospechosos de coronavirus, pero el Ministerio de Salud (Minsa) hace oídos sordos a las exigencias de que sea transparente en sus informes.

Hasta el momento la institución solo reporta 16 casos positivos y cinco fallecidos. Los informes duran menos de dos minutos y a su presentación solo son invitados medios de comunicación del gobierno, quienes nunca cuestionan los datos oficiales.

Foto de portada: Presidencia de Nicaragua.


Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. El carolingio

    Desdichado país, que cayó en manos de ustedes. El pueblo si te mira, les mira a los dos, pues son los que ostentan el poder y como los que mandan y tienen poder tienen la responsabilidad de actuar con cordura y no es así. Sus soberbias hace que no vean ni la angustia ni la necesidad del pueblo.
    Por tal razón, no les oyen a ustedes ni obedecen porque actúan mal, solo desatinos han hecho y el último es la espiral de muerte en la que están metiendo a todos y más a aquellos que les siguen ciegamente por razones que solo ellos saben.
    Ustedes no oyen ni ven, porque se entiende que así actúa la justicia Divina para ejecutar sus castigos.
    Mucho mal han hecho y este último será el peor de sus errores y el que les costará la cabeza, pues se espera que ahora esos pocos que les siguen, despierten de su sueño.

  2. Fransisco Hernández Silva

    No es ella la q habla es su ambición. Si ellos son elégidos democráticamente x q mandan asesinar a su propio pueblo si fue una protesta cívica el poder los a delatados los a desnudado en su ambición poder vamos a ver si en el 2021 suelta la teta

  3. Juliano

    No solo es la pareja la que está enferma, es toda la familia que se soba las mano esperando el momento que les toque a ellos agarrar el poder.

    1. Juliano

      *LEYENDO ENTRE LÍNEAS*
      *Así se expresa una fémina, que por su vocabulario, pareciera ser la esposa del mismo diablo; y así es, es la esposa del demonio que está pintado en la Iglesia de San Rafael del Norte. La matrona de la familia miserable, la miserable más grande de Nicaragua, tilda de miserables a algunos por atreberse a denunciar sus crímenes de lesa humanidad, las violaciones de derechos humanos de todos los nicaragüenses, ahora que estamos siendo asechados por un virus letal, que los asesinos criminales quieren utilizar para un genocidio biológico-virologo ejecutar. La más infame, la más calumniadora, las más mentirosa ciudadana, cabeza de la familia más infame, más calumniadora y más mentirosa de Nicaragua, indilga estos epítetos a los ciudadanos que no estamos dispuestos a someternos, que estamos dispuestos a denunciar y condenar sus crímenes, a pedir sanciones contra ellos y sus operadores; iguales a ellos, de asesinos y criminales. Condenan por ello, lo que califican de injerencia, la jefa de la familia más injerencista en la vida de los nicaragüenses. Dice la hipócrita y cínica que nuestros pueblos no son esclavos (se refiere a Nicaragua, Cuba, Venezuela, Corea del Norte, etc.) pero estos pueblos son tratados peor que esclavos, nos tienen sometidos a sus designios, se creen dueños de nuestro destino, de nuestras vidas, y ellos deciden quién muere y quién vive, cuándo, dónde y cómo. La familia carroñera habla de carroña porque les duele el no poder disfrutar más de lo robado, muy al contrario, deberán enfrentar la justicia por sus crímenes de lesa humanidad. Familia malvada y despiadada; cuyos integrantes, tienen todos la mente y el cerebro deformes, que han encontrado la forma de vivir como parásitos robándose el erario, que ahora buscan afanosamente como evadir la justicia, por eso se empeñan en difamar y calumniar a la mayoría del pueblo que le repudiamos, no es una familia de bien. Leyendo y escuchando las peroratas de estas ratas, podemos desentrañar, entre líneas, que son una familia maldita, perversa y malvada.*

Comentarios cerrados.