Actualidad

Padre de Carlos Aranda denuncia que en el hospital de Masaya les estaban dando otro cuerpo

Carlos Aranda Salazar, padre del fallecido coach del equipo de beisbol San Fernando, Carlos Aranda, condenó a los directivos Comisión Nacional de Béisbol Superior por poner en peligro a los atletas en medio de la pandemia de coronavirus.

«Es una injusticia, una barbaridad, es un salvajismo lo que están haciendo los directivos del deporte, por decir Carlos Reyes dijo el día sábado que iban a ver porqué el resto de peloteros no se presentaron a jugar porque estaba jugando con los pitcheres, Yo escuché eso que dijo Carlos Reyes, ese es un imbécil, un salvaje, con esta cuestión (el coronavirus) no se juega”, dijo consternado en una entrevista.

El coach falleció a los 59 años el jueves 21 de mayo a las 12:30 de la madrugada en el Hospital Humberto Alvarado, de Masaya, víctima del coronavirus, a donde había ingresado el fin de semana.

Miedo a que lo despidieran sin pago

Don Carlos aseguró que su hijo desde días antes empezó a sentirse mal, pero que debió ir a jugar el pasado sábado frente al equipo Boer por miedo a que no le pagaran.

«Habló con su hermana y su hermana le dijo:‘Carlos, yo te aconsejaría que no fueras el sábado, no te presentés al estadio’. Era contra el Bóer. Entonces él le dijo: ‘Es mi responsabilidad, yo soy responsable, y si no (voy) me corren y no me pagan”, denunció.

Aranda Salazar afirmó que hubo presiones de los alcaldes de Tisma, Masaya y de Nindirí, quienes son directivos del equipo.

Confusión con el cuerpo

Agregó que en el hospital la familia vio los muertos, víctimas del coronavirus, y que en Nicaragua no hay la tal normalidad que quieren vender.

Por si fuera poca la tragedia, don Carlos indicó que en el Hospital les estaban dando el cuerpo de otro fallecido.

«Yo fui al Silais a ver si nos conseguía los trajes (trajes de protección) y fue imposible. Otra cosa en el hospital estaban dando cambiado el difunto, nos estaban dando otro que no era él», manifestó.

Subrayó que los camilleros al ver la confusión tuvieron que ir nuevamente adentro y sacar del ataúd el cadáver del otro fallecido y poner a su hijo. «¡Qué barbaridad, cuántas confusiones habrán pasado ya», expresó.

ENTREVISTA COMPLETA: https://www.facebook.com/TrincheraNic/videos/1532785300227457/

Foto de portada: Redes sociales.