Sandinistas bailaron durante la masacre del 2018, pero ahora están “indignados” porque opositores «no respetan el dolor ajeno»


En la memoria de los nicaragüenses quedaron grabadas para siempre las imágenes de policías, paramilitares, periodistas oficialistas, trabajadores estatales y militantes del FSLN bailando “El Daniel se queda” tras la masacre del 2018. Dos años después la pandemia de coronavirus, principalmente, está cobrando la vida de muchos sandinistas y, como era de esperar, muchos opositores no han tenido.

En las filas del FSLN hay luto y dolor pues en las últimas semanas no hay día en que no fallezca un militante, entre estos, altos cargos como el alcalde de Masaya, Orlando Noguera; el director de Telcor, Orlando Castillo; diputados como Rita Fetes y María Sacasa; asesores como Kamilo Lara; o viejos comandantes como Francisco Jarquín.

Lejos quedaron aquellas expresiones de alegría con banderas del FSLN o portando fusiles de asalto y otro tipo de armas, tras asesinar a cientos de personas.

Uno de los que ahora se muestra “indignado” es el diputado Carlos Emilio López, una especie de chamán o sumo sacerdote en actividades sandinistas de barrio y comunidades.

“Alegrarse porque alguien esté enfermo o se murió es anticristiano e inhumano, en este tiempo y en todos los tiempos debemos desear, trabajar y luchar por el bien, la salud y la vida de todas las personas sin discriminación alguna”, manifestó en sus redes sociales.

Grigsby visiblemente golpeado

Otro indignado es el director de Radio La Primerísima, William Grigsby, un radical de izquierda que no una vez ha amenazado de muerte a los opositores.

Grigsby admitió recientemente que “son muchos los compañeros sandinistas que han fallecido”. El miércoles 3 de junio en su programa matutino dijo que su consuelo es que no fueron vencidos por los opositores y que tuvo que ser el coronavirus el que los matara.

“Y les digo a todos, tuvo que ser una enfermedad la que los matara, pero no los venció el somocismo. Somos vencedores y vamos a vencer sobre este maldito virus y vamos a vencer sobre los malditos somocistas”, dijo visiblemente golpeado por tantos decesos.

En redes sociales también se lee a militantes del FSLN consternados y llenos de enojo hacia los opositores porque no demostrar «humanismo» ni «cristianismo» frente al «dolor ajeno».

Mientras expresan su enojo con quienes adversan al gobierno, muchos sandinistas continúan acudiendo a masivas actividades convocadas por su partido, creyendo ciegamente e ilúsamente que Nicaragua tiene un sistema de salud de calidad.

Sandinistas celebrando en julio del 2018 el plan «limpieza» (Operativos armados del gobierno)

Esta entrada tiene 13 comentarios

  1. Lester Moreno

    porque son unos estúpidos y ojala se mueran todos esas lacras de la sociedad. maldita la madre que parió un hijo sandinista porque de esas putas salieron esas lacras

    1. Huan

      Alegria producira cuando ese gobierno tan malo, hipocrita y atroz, sea derrotado y desmontado a trozos por el coronavirus, muriendo toda la cúpula.

  2. Casimiro sotelo

    En ningun momento se bailo por los acesinados por los tranqueros asecinos,violadores quemadores de nlños y policias y probocadores de abortos por los tranques, simplemente se alegro por el desarme y el destranque en las calles, ya degen de manipular la informacion

    1. Fernando

      Por la ortografía de Casimiro, es más que evidente quienes son los que apoyan a la dictadura…un grupo de ignorantes oportunistas y con un conocimiento y coeficiente intelectual bajísimo.

    2. Laureano Ortega

      **asesinados **asesinos **Provocar **Dejen…
      Ahora si que decias…

    3. Armando

      Este semi analfabestia se estaba viendo en un espejo y empezo a tirarse el mismo veneno, cuidado te muerdes la lengua sandirata.

    4. Joseito

      Si los que quemaron a los ninos fueron ustedes los sandinistas y mataron al americano y si continuo pierdo la cuenta quien tiene las armas sino ustedes el ciego eres tú qué no quiere ver la realidad quien los manda a contagiarse sino tus jefes ortegas que te vendes por 200 pesos que lastima das y una vergüenza que escribas eso

  3. Dulce Poessy

    Y que esperan, si dijéramos que lo sentimos estaríamos siendo hipócritas, ha sido tanto el daño que le han hecho a Nicaragüa que no merecen ni perdón ni olvido. Ellos no tuvieron compasión por los 300 seres humanos que asesinaron.

  4. Carlos Eduardo Muñoz Roiz

    No es alegría por que un orteguista asesino haya muerto, es la justicia del covid-19 que ha hecho pagar caro los crímenes que los orteguistas han cometido contra el pueblo nicaragüense y así UNO POR UNO CAERAN Y LA PATRIA LIBRE SERA. Que quede claro no es alegría es JUSTICIA. Los orteguista sapos creen que la pareja de dictadores asesinos los va a salvar. No anden de imbéciles y estúpidos, reaccionen orteguistas no sean ingenuos.

  5. edgard luna

    este narrador es lo que repite lo que le dicen repetir, que no fue el somocismo que los matos , si no un maldito virus, bueno yo diria algo mejor, que fue el poder divido de dios , que no aprobo como los sandinista cobarde con armamento pesado , mataron, violaron,,robaron contra gente innocentes que solo querian protectar pacificamente por el regine totalitarion danielista, ya que el vandalismos fue mas que comprobado que lo hicieron los ladrones sandinista entrenado por el ladron ,asesino y violador daniel ortega, ahora el poder divido de dios los castiga a todos los sandinista por eso, y no solo eso de seguro no estan en el cielo como muchos dicen, estan ablandando su corazon en el fuego y calor del infierno.

  6. Fransisco Hernández Silva

    Ustedes cavarón su propia tumba Díos está contestando las súplicas del pueblo ustedes decían q ni Díos les quita el poder pero si les puede quitar la vida x se malean ustedes bailaron los muerto Alvarito Conrado al monaguillo los niños del Carlos máx todo el daño q anhecho les vienen EL KARMA DE LA VIDA

  7. Martín Palermo

    Se puede ver como una mofa a una muerte. Pero en realidad es el resentimiento fruto un duelo sin luto. Es parte natural del ser humano. No es la mejor reacción, pero es común hoy en día y comprensible.

    Es importante recalcar que los comentarios de Grigsby suenan a frustración. Tienen matices de confusión a algo que no han logrado entender. Hay cosas muy superiores a la idolatría de una pareja dictatorial. A una mentira ya incontenible.

    A ellos no los mató una pandemia, los mató su propia ignorancia.

    1. Franklin

      Así es fuera ortega

Comentarios cerrados.