Edgar Tijerino: “Los intereses políticos no van a fragmentar ni a desviar el voto contra Ortega”


El reconocido cronista deportivo y comentarista, Edgar Tijerino, se muestra crítico con el panorama político de Nicaragua y por tanto insiste en que los intereses no lograrán desviar la lucha para sacar al dictador Daniel Ortega por la vía electoral.

Edgar Tijerino también asegura que pese a que existen muchos grupos existe una sola voluntad en el pueblo nicaragüense.

Sin embargo, admite que la forma de evitar que el Frente Sandinista cometa un nuevo fraude electoral es un reto por delante.

“Los intereses políticos no van a fragmentar ni a desviar el voto contra Ortega. Esa unidad obedece a un sentimiento patriótico. Pueden existir mil grupos, pero la voluntad para votar por el cambio, es inalterable. Eso sí, como evitar un nuevo fraude, es un rompecabezas”, manifestó a través de sus redes sociales.

Los viejos políticos son un estorbo

El pasado 16 de Junio Tijerino reprochó el actuar de la vieja clase política de Nicaragua y la responsabilizó de lo que ha pasado en el país.

“Hasta abril (del 2018) Nicaragua estaba en manos de los políticos… Estaban felices, estaban preparándose para otras elecciones, estaban preparándose para ir a las butacas de la Asamblea, estaban preparándose para disfrutar de algunas magistraturas, de algunos ministerios… De esos políticos libranos Señor, de esos políticos no queremos ver ninguno en pantalla o que solamente aparezcan en pantalla pero no en la realidad”, expresó.

Igualmente instó a la población a no apoyar en unas elecciones a la vieja clase política, la cual debe dejar los espacios a los jóvenes y campesinos.

“Aquí el que vote por un político viejo es un irresponsable con el país, el que sienta simpatía por un político viejo es un irresponsable con el país”, sostuvo.

Desprestigio de la oposición

Las palabras de Tijerino tienen especial significación debido a que la última encuesta de CID Gallup refleja que los grupos opositores apenas tienen en su conjunto un 11% de simpatía, Ortega un 24%, mientras que un 64% no simpatiza con nadie.

Sumado a ello, existe una gran fragmentación y luchas intestinas entre las organizaciones que adversan al gobierno, lo cual abona al rechazo de la población.

Foto: Internet.


ENTRADAS RELACIONADAS