En este momento estás viendo Obispo Silvio Báez: “No tengamos miedo a los que pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma”

Obispo Silvio Báez: “No tengamos miedo a los que pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma”


El obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, presidió el domingo 21 de junio la misa en la parroquia Santa Agatha, de Miami, Estados Unidos, en la que exhortó a los fieles a no tener miedo y seguir anunciando la palabra de Dios frente a los poderosos.

La voz del profeta será siempre desagradable a los oídos de los injustos. El anuncio del Evangelio irá siempre contracorriente frente a las estructuras e ideologías que niegan a Dios y empequeñecen al hombre”, manifestó.

Monseñor Silvio Báez recordó que al profeta Jeremías le llamaban “El profeta del terror” por anunciar la palabra de Dios en un contexto marcado por la manipulación y la injusticia social. “Lo calumniaban adjudicándole hechos de violencia que nunca había cometido”, subrayó.

“Los poderosos de ayer y de hoy cuando se sienten acusados por la palabra profética que desenmascara su injusticia y su corrupción, intentan siempre desprestigiar o eliminar a los profetas, es su arma preferida, pero los profetas nunca están solos”, sostuvo.

Dios siempre está con las víctimas

Báez manifestó que Dios es más fuerte “que cualquier ser humano prepotente e injustos” y que “no está nunca de parte de los verdugos sino de las víctimas”, como tampoco de parte de los poderosos sino de los pobres.

Para el religioso un discípulo de Jesus no debe callar la verdad de Dios ni por miedo a ser rechazado ni por prudencia para no incomodar a otros ni porque algo nos sea más rentable.

“No tengan miedo a los que matan el cuerpo, a los que amenazan con calumnia, cárcel, tortura o muerte. Podrán matar el cuerpo pero no los ideales y la fe. Podrán acabar con la vida terrena del profeta pero no pueden destruir ni su testimonio ni su existencia”, enfatizó.

El obispo dijo que el miedo nos impide ser coherentes y pueden incluso llevarnos a vender nuestra conciencia y terminar negando a Jesús.

“No tengamos miedo de ser profetas de Jesús, no tengamos miedo de ser anunciadores y testigos del Evangelio, no tengamos miedo de anunciar con convicción el Evangelio y de denunciar con valentía lo que en el mundo se oponen a los designios de Dios. No tengamos miedo a los que pueden matar el cuerpo pero no pueden matar el alma”, reiteró el líder religioso.

En un exilio forzado

Báez es uno de los sacerdotes católicos más frontales en denunciar las violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Esa postura y las amenazas de muerte en su contra hicieron que en abril del 2019 se retirara a Roma por órdenes del papa Francisco, lo que es catalogado como un exilio forzado para proteger su vida. Báez ha dicho que no pidió su salida de Nicaragua y que espera regresar pronto.