En este momento estás viendo Hospitalizan a Rafael Valdez, jefe de turbas sandinistas que profanan templos católicos

Hospitalizan a Rafael Valdez, jefe de turbas sandinistas que profanan templos católicos


El fanático sandinista Rafael Valdez, quien junto a su hermano Tomás, lideran la no reconocida «comunidad eclesial de base San Pablo Apóstol”, fue trasladado de emergencia hacia un centro hospitalario.

Por el momento se desconocen los problemas de salud por los que Rafael Valdez, un hombre ya de avanzada edad, fue hospitalizado.

Aunque su retórica está plagada de referencias al cristianismo, esta comunidad no es más que una turba del Frente Sandinista que se dedica a amenazar opositores y profanar templos católicos.

Campaña contra obispo Silvio Báez

Los hermanos Valdez organizaron en octubre del 2018 una campaña para expulsar de Nicaragua al obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, acusándolo de todo tipo de delitos. El 31 de octubre de ese año enviaron una carta al papa Francisco denunciando al obispo. La carta estaba acompañada supuestamente por 284 mil firmas.

La comunidad eclesial de base “San Pablo Apóstol” llegó a recoger, según dijeron, medio millón de firmas contra Báez, uno de los sacerdotes más populares y queridos tanto por católicos y evangélicos por su firme postura frente a las violaciones de derechos humanos que comete el gobierno de Daniel Ortega.

Profanación de la Catedral de Managua

El 18 de noviembre del 2019 Rafael y Tomás encabezaron una turba que arremetió con violencia la Catedral Metropolitana de Managua, donde un grupo de madres de presos políticos estaban iniciando una huelga de hambre por la libertad de sus hijos.

Al momento de profanaron la Catedral, los “discípulos” de los hermanos Valdez arremetieron a golpes contra el padre Rodolfo López, quien valga la casualidad es un sacerdote facultado para practicar exorcismos.

La turba sandinista se definió a ella misma como “católicos revolucionarios”, y tal como si se tratara de un acto del presidente Daniel Ortega, entonaron consignas como “El pueblo unido, jamás será vencido”, “Patria Libre o Morir” y “No pudieron ni Podrán”.

Tomás Valdez tachó de “saduceos”, “fariseos” e “hipócritas”, a los sacerdotes de la Iglesia Católica de Nicaragua. La Catedral pasó tomada durante un día hasta que la vicepresidenta Rosario Murillo ordenó a sus turbas retirarse.

Tomás Valdez.