Exrea política María Adilia Peralta acusa a Irlanda Jerez de mentir sobre su estancia en la cárcel


Han corrido muchas aguas desde junio del 2019 cuando que fueron liberados los principales dirigentes y rostros más emblemáticos de la Insurrección de Abril del 2018. Hoy muchos excompañeros de celda son prácticamente enemigos y no dudan en manifestar sus diferencias públicamente.

El nuevo episodio tiene como protagonistas a la comerciante Irlanda Jeréz y a la activista María Adilia Peralta, quien junto a su esposo Cristhian Fajardo en el 2018 se convirtieron en importantes líderes de la resistencia en la ciudad de Masaya.

Maltratos y acusaciones

En una denuncia hecha pública el miércoles a través de su cuenta de Facebook, María Adilia Peralta acusa a Irlanda Jerez de maltrato y de mentir en relación a su estancia en la cárcel, ya que Jerez, según dijo, más bien tenía ciertos privilegios por parte de las autoridades penitenciarias.

Asegura a que sus denuncias las ha hecho ante varias organizaciones opositoras, debido a que en Nicaragua no existen autoridades donde pueda abrir un proceso penal en contra de Irlanda Jerez.

«Esta persona ha cometido delitos de injurias, calumnias, abusos, violencia con ataques verbales y psicológicos contra mi persona», indicó.

Dijo que para ejercer su violencia Jerez contó con aliadas como Olesia Muñoz. En este sentido, manifestó que ambas la acusaban a ella y a su esposo Cristhian de haberse robado la provisión que llegaba a Masaya con destino a los opositores que estaban en las barricadas.

Destacó que para ella son sospechosos los privilegios con los que supuestamente contaba la comerciante en la cárcel.

«Considero que los privilegios que tuvo en la cárcel fueron orientados por los mandos superiores de Gobernación, privilegios que cómodamente ostentaba sin rechazo alguno», sostuvo.

Supuestamente no estuvo en huelga de hambre

«En diciembre en la celda 4 logramos introducir una radio y fuimos testigos escucha de como todos los días los familiares de Irlanda Jerez, en base a las falsedades que ella misma les decía, denunciaban las mentiras. Jamás las mujeres de delitos comunes les tocaron un pelo. Ella provocaba a las mujeres, ella era la violenta con las funcionarias del sistema penitenciario», aseguró Peralta, quien refiere que de esto hay testigos.

«Jamás estuvo en huelga de hambre. Recuerdan la foto con el nuncio apostólico que ella sale feliz maquillada y peinada, mientras que las que realmente estábamos en huelga de hambre reflejábamos el dolor en nuestros rostros», argumentó.

En su denuncia, Peralta acusó a Jerez de tener contacto directo con el expresidente acusado de corrupción Arnoldo Alemán y el exmagistrado sandinista en la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís.

La exprisionera política refirió que antes de abril del 2018 Irlanda Jerez ya estaba acusada de robo y estafa, pero que los juicios estaban detenidos por conexiones de alto nivel.

«Ahora se adjudica que es perseguida política cuando jamás salió en los periódicos la denuncia de Irlanda Jerez que la estaban acusando de algo falso o que era político, jamás le abrieron un juicio político estando en prisión y lo que hicieron fue que cuando participó en las marchas de abril lo que hicieron fue que le destrabaron el juicio común que tenía para llevarla detenida», manifestó.