Actualidad

Monseñor Silvio Báez: “Hay familias construidas sobre la ambición de dinero y poder”

El obispo auxiliar de la Arquidiocesis de Managua, monseñor Silvio Báez, destacó que la familia es una espacio fundamental de la sociedad y que por tanto hay que vivir las relaciones de familia purificadas por el amor y la entrega al servicio del reino de Dios.

Sin embargo, admitió que también existen familias que se cubren en la complicidad, entregadas a ambiciones personales y actos de injusticia.

“Hay familias abiertas a las intereses de la sociedad y familias replegadas sobre sus propios intereses. Hay familias generosas y familias construidas sobre la ambición de dinero y poder. Hay familias que educan en el egoísmo y hay familias que enseñan solidaridad. Hay familias liberadoras y hay familias opresoras”, dijo en la misa que presidió este domingo 28 de junio en la parroquia Santa Agatha, de Miami, Estados Unidos.

Monseñor Silvio Báez expresó que un ejemplo de esto los representan algunos gobiernos donde la corrupción y el nepotismo van de la mano.

“Pensemos en tantos gobiernos dictatoriales de nuestros países caracterizados por el enriquecimiento y la consecución de privilegios para los familiares de quienes están en el poder; pensemos en tantos actos de corrupción que se cometen para lograr ventajas par la propia familia y con el apoyo de los familiares”, aseguró.

“Conocemos también parejas de esposos unidos por la complicidad para el mal. La familia no puede ser un círculo de complicidad inmoral ni debe apartarnos del camino de la justicia y de la honestidad”, insistió el líder religioso.

Para el obispo auxiliar de Managua la familia no puede ser un círculo de complicidad inmoral ni debe apartarnos del camino de la justicia y de la honestidad.

“La familia tampoco debe ser un obstáculo para que escuchemos el dolor de los pobres”, dijo durante su homilía.

En el exilio

Báez se encuentra en el exilio desde abril del 2019 cuando fue llamado por el papa Francisco a Roma, aunque al salir de Nicaragua dijo que él no había pedido ningún traslado.

El religioso es un férreo crítico de los desmanes de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Su firme posición frente a los crímenes cometidos por la pareja presidencial en el marco de las protestas del 2018, le acarreó serias amenazas por parte de militantes sandinistas, periodistas oficialistas y funcionarios del gobierno, entre éstos, el fallecido comandante Edén Pastora.