Actualidad

Nostálgicos del FSLN celebraron huérfanos de Ortega el 41 aniversario del Repliegue a Masaya

Huérfanos de Daniel Ortega, pequeños grupos de nostálgicos fanáticos del Frente Sandinista celebraron el sábado 27 de junio el 41 aniversario del Repliegue a Masaya.

Contrario a la tradicional enorme caravana vehicular de Ortega, unos cuantos fanáticos viajaron a Masaya en esporádicos grupitos de motos, carros, camionetas e incluso bicicletas. De no ser por las banderas del FSLN y camisetas con el rostro de Ortega, el Che o Fidel Castro, nadie hubiera creído que se trataba de una manifestación sandinista.

También la vicepresidenta Rosario Murillo los dejó sin la cobertura mediática. La maquinaria propagandística se limitó a recordar someramente y con material de archivo esa gesta de la lucha contra el dictador Anastasio Somoza Debayle.

En los barrios de Managua, los fieles y venidos a menos Consejos del Poder Ciudadano (CPC) organizaron reuniones partidarias para recordar el Repliegue, pero no solo no contaron con cobertura de medios sino que ni sus mismos partidarios se atrevieron a asistir.

Sin pisar Monimbó desde el 2017

Daniel Ortega y Rosario Murillo desde el 2017 no llega a Monimbó, donde tradicionalmente se celebraba el Repliegue. En el 2018 la Insurrección de Abril no se lo permitió. Ese año los monimboseños juraron que Ortega no volvería a poner un pie en ese barrio indígena. Ese año, tras tomarse sangrientamente la mitad de Masaya, Ortega “celebró” el Repliegue bajo un fuerte dispositivo militar, pero se fue a encerrar directamente a la estación de policía. Ortega saludó al comisionado general Ramón Avellán y a sus tropas acantonadas allí, dio un breve discurso y se retiró a Managua, a la seguridad de la fortaleza de El Carmen.

En el 2019 se volvió a cumplir la promesa de los monimboseños. La numerosa y militarizada caravana de Ortega no llegó al barrio indígena. El acto central fue en el campo deportivo San José, a unos 300 metros de la entrada principal a Masaya. El discurso de Daniel Ortega duró apenas 10 minutos y se retiró.

En este 2020 no se sabe si Daniel Ortega desafiaría el desprecio de los monimboseños. Lo cierto es que por el terror a la pandemia de coronavirus el despótico mandatario tiene meses de no salir de su fortaleza militar de El Carmen.

Se descarta que el líder sandinista se arriesgue a celebrar el 19 de julio el 41 aniversario de la Revolución Sandinista con el acto en la Plaza Juan Pablo II rodeado de cientos de miles de sus fanáticos. El miércoles 24 de junio, la vicepresidenta Murillo prometió que la celebración de este 19 de julio será novedosa y creativa.

Fotos: Redes.