Pastor evangélico de Matagalpa comparó el COVID-19 con una gripe y recetó «tragos» de jengibre


Haciendo gala de una inmensa ignorancia y de una abierta manipulación, el pastor evangélico Rafael Mercado, de Matagalpa, minimizó la pandemia de coronavirus y alardeó de que en cuatro meses él no ha dejado de ofrecer servicio religioso.

«Algunos nos dirán imprudentes. Pero tenemos ya cuatro meses de no haber dejado de hacer servicio ¿Y quién de ustedes, hermanos, se fue al cielo? Cuatro meses, no hemos parado ¿Se han contagiado? Ya todo mundo se hubiera contagiado aquí», aseguró frente a sus seguidores.

Mercado hasta se burló de quienes usan mascarillas para protegerse y proteger al resto de personas de un probable contagio.

«¿Usted cree que esa máscara le va a evitar ? Si la máscara es para el que anda enfermo. Usted si estuviera mal se toca la máscara y ya se contaminó. Hay gente que se ha contagiado metida en la casa. Tenemos 4 meses de estar aquí y todos están bien», agregó.

Por si eso no fuera poco, de manera irresponsable comparó al coronavirus con una gripe y recetó remedios caseros y medicamentos de uso común.

«Ya a algunos le dio gripe, se lanzaron unos cuantos tragos, no de Ron Flor de Caña, sino de jengibre y le raspó la garganta, se tomaron sus cuantas Panadol antigripal, se tomaron su Virogrip ¡y aquí estamos!, ¡aquí estamos!», dijo a gritos.

«Tenemos que decirle al mundo que la iglesia no se puede detener, no se puede parar y no solamente metida en las casas, hay que salir», se ufanó.

En su fanatismo el Mercado ignora que entre abril y junio fallecieron casi 50 pastores evangélicos, varios de estos a causa de la pandemia de coronavirus.

Foto de portada: Captura de pantalla.


ENTRADAS RELACIONADAS