En este momento estás viendo Acusan a policías de cometer un robo en Managua

Acusan a policías de cometer un robo en Managua


En Nicaragua la población siente temor de ser abordada por agentes de la Policía Sandinista, pues nunca se sabe cuando alguno de éstos va a cometer algún abuso o hasta asaltarte. Este último le sucedió al taxista José Rodrigo Palacios, de 49 años de edad, el pasado mes de abril en el reparto Schick, de la ciudad de Managua.

Según consta en una denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el 19 de abril por la noche el taxista trasladaba a una pasajera de Villa Libertad hasta el Reparto Schick, pero al llegar al sector de las Cuatro Esquinas fue abordado por cuatro agentes a bordo de dos motocicletas.

Los agentes le dijeron que lo multarían con 3,500 córdobas y que se llevarían el carro al depósito vehicular por andar prestando ilegalmente el servicio de taxi, algo que admite Palacios.

El asustado taxista les dijo que duras penas portaba 180 córdobas, por lo que los policías le despojaron del dinero, revisaron el carro y le robaron un celular.

Por si no fuera poco, los agentes policiales bajaron del vehículo a la pasajera, la persiguieron y también le robaron 600 córdobas que andaba.

Al verse despojado de sus pertenencias el taxista reclamó y fue en ese momento que un policía le respondió amenazante: “Andate antes de que me arrepienta”.

Una burla

Palacios se retiró, pero fue a interponer la denuncia al distrito VII de la Policía, donde le orientaron que ese tipo de denuncias se realizan en la Dirección de Asuntos Internos, ubicada en el Complejo Policial de Plaza El Sol. Allí informó que pudo reconocer a los agentes y hasta entregó los números de placa de las motos en que se movilizaban.

Pasados más de dos meses la respuesta que recibió en Plaza El Sol fue que no encontraron el celular y que los agentes que le asaltaron recibirían supuestamente una sanción administrativa.

Ante este grave hecho y la imposibilidad de encontrar justicia en la Policía, la CPDH interpuso el 7 de julio una denuncia en la Fiscalía.

La Policía de Nicaragua la integran actualmente más de 18 mil efectivos, esto gracias a que a partir del 2018 el gobierno de Daniel Ortega emprendió un masivo reclutamiento. Estos agentes son preparados en cursos de tres o cuatro meses y entre sus únicos requisitos está el haber aprobado el sexto grado de primaria. Demás está decir que deben ser fieles militantes del gobernante FSLN.