Ortega y Murillo temen que sus fanáticos los contagien y anuncian un 19 de Julio “virtual”


Los fanáticos del FSLN seguirán esperando sentir de cerca la presencia de su líder Daniel Ortega y de la poderosa vicepresidenta Rosario Murillo. El martes 8 de julio Murillo reiteró que la celebración del 41 aniversario del triunfo de la revolución sandinista será “virtual”, al igual que lo fue el 3 de julio la celebración del Repliegue a Masaya.

La justificación de Murillo es la actual pandemia de coronavirus, la cual la tiene a ella y a Ortega recluidos desde hace más de cuatro meses en su residencia y fortaleza militar conocida como El Carmen.

“Vamos adelante, trabajando y celebrando las victorias de la paz, como se puede celebrar en estos tiempos… virtualmente, honrando la memoria de nuestros héroes y mártires (…), aprendiendo a vivir estos tiempos con creatividad y esperanza en Dios, (…), y cultivando esa dignidad nuestra que rememora 41 años de luchas, de victorias, y el triunfo del 19 de Julio”, aseguró Murillo a través de sus medios de comunicación.

La celebración del triunfo de la revolución es el principal evento político del año en Nicaragua y se lleva a cabo en la Plaza de la Fe, donde Ortega se rodea de cientos de miles de fanáticos y de trabajadores del Estado.

FSLN cada vez más deteriorado

En este 2020 la realidad es totalmente diferente, a la pandemia de coronavirus y al temor de Ortega y Murillo de que sus fanáticos los contagien, se une el deterioro de la base del FSLN. De acuerdo a la última encuesta de CID Gallup solo un 24% de nicaragüenses respalda al oficialismo.

Un ejemplo de ese desgaste fue el repliegue virtual del 3 de abril. El gobierno sandinista esperaba 20 mil personas viendo el concierto especial de Facebook, sin embargo, a duras penas superó los 4 mil espectadores. El lunes Murillo catalogó como todo un éxito la celebración.

Miego justificado

El terror que tienen Ortega y Murillo está más que justificado. Su gobierno no impuso medidas para frenar la pandemia y más bien sigue promoviendo aglomeraciones masivas.

El resultado de ello ha sido la muerte de muchísimos militantes del Frente Sandinista y funcionarios del gobierno. Entre los fallecidos figuran el legendario comandante Edén Pastora; el titular de Telecomunicaciones, Orlando Castillo; el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, y varios diputados.


ENTRADAS RELACIONADAS