Tras fracasar el Interferón, Murillo anuncia que Nicaragua adquirirá Avifavir, el medicamento ruso contra el COVID-19


Luego del fracaso con el Interferón cubano, el gobierno de Nicaragua asegura estar dispuesto a adquirir el Avifavir, un fármaco fabricado en Rusia y que aparentemente está demostrando buenos resultados con pacientes contagiados con el COVID-19.

El Avifavir fue presentado este viernes 10 de julio a los países de América Latina y el Caribe durante una videoconferencia organizada por la embajada de Rusia en Guatemala y el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

De acuerdo a la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo entre los que participaron en la videoconferencia estaba el Ministerio de Salud (Minsa), institución muy cuestionada por el secretismo y el mal manejo de la pandemia.

“Vamos a seguir trabajando para lograr que en cuanto sea posible (el Avifavir) esté a disposición también de nuestro pueblo”, manifestó Murillo el viernes al mediodía durante una alocución por los medios de comunicación gubernamentales.

“Es una marca registrada en Rusia y utilizada para tratar la influenza desde 2014, un medicamento genérico que se puede producir, un medicamento que también se ha demostrado como seguro y que ha sido comercializado en el mundo con distintas marcas. Se ha usado contra el COVID en China, en Japón, Bangladesh, India e Italia”, argumentó la vicepresidenta.

Rusia no ha informado el precio del medicamento, sin embargo, el pedido mínimo es de mil frascos con 14 píldoras cada uno. Con esto se estarían tratando 500 pacientes.

Avifair, fabricado por Rusia.

Fracaso en con interferón

El gobierno de Nicaragua estuvo usando el interferón fabricado con Cuba para tratar a los pacientes con coronavirus.

Desde antes que se reportara el primer paciente positivo el pasado 18 de marzo, la propaganda gubernamental vendió este medicamento como efectivo y hasta prometió que sería fabricado en el país en la planta de vacunas Mechnikov.

A inicios de mayo se supo que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) le había autorizado usar 11.7 millones de dólares de un préstamo para atender la pandemia. De este monto, 5.9 millones estaban presupuestados para comprar a Cuba 49,715 inyecciones de Interferón.

Apenas un mes después el neumólogo nicaragüense Jorge Cuadra informó que el famoso fármaco cubano había sido retirado por el Ministerio de Salud de su algoritmo para tratar el coronavirus.

Foto de portada: Presidencia de Nicaragua.


ENTRADAS RELACIONADAS