FSLN sigue exponiendo ante la pandemia a indígenas mayagnas


El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo sigue impasible ante el peligro que corren las empobrecidas comunidades indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua frente a la pandemia de coronavirus.

El viernes conglomeró a decenas de mayagnas de la comunidad Sikilta, jurisdicción del municipio de Siuna, para inaugurar la finalización del proyecto de rehabilitación y mejoramiento de 10.4 kilómetros de caminos.

En la actividad no se observó que se instara a los indígenas a mantener la distancia y mucho menos se les procuró el uso de mascarillas para evitar contagios. Contrario a los índígenas los que no se arriesgaron fueron las autoridades sandinistas de Siuna, que llegaron con mascarillas puestas.

La reparación del camino tuvo una inversión de 1 millón 560 mil córdobas. Esta comunidad, al igual que el resto de localidades indígenas, también demanda escuelas y centros de salud de calidad, y atención prioritaria ante la extrema pobreza.

La negligencia del régimen también se manifestó el pasado lunes 13 de julio durante un acto político en el municipio de Bonanza. Ese día el Frente Sandinista organizó en la comunidad indígena mayagna Musawas la celebración del 41 Aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista.

Los organizadores apiñaron a los indígenas en el centro escolar de la localidad. En la actividad hubo muchos niños, mujeres y ancianos. Ninguno de ellos tenía tan siguiera una mascarilla protectora.

Foto de portada: Redes sandinistas.