Matan de un disparo en la cabeza a un campesino en Estelí


Si la inseguridad en las ciudades de Nicaragua es cada día insostenible, en las zonas rurales es aún peor. Un ejemplo de ello es que a las 5:00 de la mañana del viernes 17 de julio el campesino Josué Audilio Armas Dávila, de 21 años de edad, fue encontrado muerto en un camino del municipio de La Trinidad, en el departamento de Estelí.

Armas Dávila se movilizaba en un caballo cuando fue ultimado de un disparo por una persona desconocida que le interceptó en la comunidad Monte Verde, de donde era originario

En un inicio se creyó que había muerto al caer del caballo por lo que fue trasladado al Hospital San Juan de Dios para ser examinado. Un médico forense de este centro revisó el cuerpo descartó la muerte accidental al encontrarle un impacto de bala alojado en la cabeza.

Al lugar se hizo presente una patrulla de la Policía Nacional para investigar el paradero de sujeto que le quitó la vida al joven Armas Dávila y que responda ante las autoridades competentes por este crimen.

El reino de la delincuencia

En los últimos años se ha notado un incremento de crímenes en Nicaragua. En las ciudades los delincuentes generalmente operan cometiendo asaltos armados a bordo de motocicletas. En varias ocasiones han dejado víctimas fatales.

En el campo los delincuentes operan en muchas ocasiones con fusiles AK-47. En algunos casos van vestidos de policía. En las ciudades también se han reportado denuncias de policías cometiendo asaltos o bien que las personas los identifican como tales.

Foto de portada: Referencial.


ENTRADAS RELACIONADAS