Sandinistas exaltan a Abner Pineda por “CUMPLIR” al asesinar al opositor Jorge Rugama


Mientras una familia llora la pérdida de Jorge Rugama Rizo y la mayoría de los nicaragüenses demandan justicia y que se catalogue su asesinato como un crimen político, la militancia del gobernante Frente Sandinista no hace más que exaltar a Abner Pineda, el paramilitar que accionó el gatillo.

Uno de los tantos sandinistas que celebra el asesinato ocurrido el 19 de julio en el municipio de La Trinidad, es Daniel Ruiz, quien en sus redes sociales asegura ser docente de la Facultad Regional Multidisciplinaria de Estelí (FAREM) de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua  (UNAN-Managua.

“Camarada… Gracias por Cumplir! !! Le duela a quien le duela!!”, comentó en su cuenta de Facebook, acompañando su escrito con una fotografía del criminal.

Por si fuera poco, dejó entrever que hay más sandinistas dispuestos a asesinar a opositores si es necesario. “Y los pendejos que creen que tarde o temprano no les llegará. Solo sepan que tarde temprano habrán Miles y Miles de Abner!! Saludos camarada”, advirtió.

Fanático sandinista Daniel Diaz.

Sus amenazas son saludadas por otros militantes del FSLN, al punto de victimizarse, como si el asesinado fuera un sandinista y no un opositor.

«Cierto compañeros. Esa es la cosecha de la campaña de odio contra el sandinismo, que de repente sale un trastornado y mata a uno de nuestros hermanos sandinistas», dijo una persona de nombre Ismael Abarca.

Opositor Jorge Rugama Rizo (QEPD).

El supuesto docente universitario aseguró que Abner Pineda, de quien se declara amigo, lo que hizo fue defenderse y con ello defender “a todo un pueblo” (el sandinista).

De acuerdo a los testigos, el domingo los sandinistas pasaron en caravana frente a la casa de Rugama, quien empezó a gritar consignas contrarias al FSLN y al dictador Daniel Ortega. Minutos después un grupo de sandinistas regresó en un vehículo y empezó a discutir con Rugama, como este no cedió en dejar de lanzar consignas antisandinistas, Pineda sacó una pistola y le disparó en la cabeza.

El matón se entregó a la Policía poco después de cometer el crimen. La institución no lo presentó sino hasta este martes 21 de julio, pero adujo que fue por rencillas y no hizo alusión al móvil político.

La Policía de Nicaragua está acusada de crímenes de lesa humanidad en contra de los opositores al régimen de Ortega. Desde las protestas antigubernamentales del 2018 los oficiales operan en conjunto con paramilitares del Frente Sandinista, muchos de los cuales fueron incorporados a la institución.


ENTRADAS RELACIONADAS