JS golpeado por guardias de Ortega arremete contra opositores: “Deberían agarrar un poquito de dignidad. Se las vendo”


Geovany López, el joven influencer sandinista que el 19 de julio fue golpeado en la Plaza de la Revolución por guardias del dictador Daniel Ortega, reaccionó a las burlas de las que está siendo objeto a partir de ese día.

López sostiene que esto le cambió la vida, ya que desde ese día todo lo que publica en su cuenta de Facebook inmediatamente logra un gran alcance en esa red social.

Una rara dignidad

En relación a las críticas y señalamientos de masoquismo por haber sido golpeado por los sandinistas y aún así seguir fiel al partido FSLN, López insiste increíblemente en que esto es tener dignidad.

“Ni que me ofrezcan lo que me ofrezcan voy a volarle ver&# al Frente Sandinista. Nunca”, manifestó en un Facebook Live.

El influencer arremetió contra los opositores, en especial contra los exiliados y aquellos que una vez simpatizaron con el partido Frente Sandinista.

“Ustedes que están en contra del gobierno, esos que están en Costa Rica y los que se vendieron por unas cuantas cosas y ahora están en la otra acera, deberían agarrar un poquito de dignidad, se las vendo, porque el que tienen dignidad no se vende por nada ni porque le hagan lo que le hagan ni porque pase lo que pase”, subrayó, tildando de «puchos» los adversarios de Ortega.

Le pegaron pero no tanto, dice

López insiste en minimizar el abuso policial del que fue objeto luego que los mismos sandinistas lo acusaron de infiltrado y de estar hablando mal de Ortega. Para él solo fueron golpes y empujones pero se consuela de que no lo enviaron al hospital.

“Yo he aceptado que sí me golpearon y me empujaron pero que tampoco me mandaron al hospital. Lo que pasa es que ustedes todo lo generalizan y lo exageran. Una cosa es que te peguen dos golpes, un par de empujones, cuatro, cinco empujones, y otra cosa es que te turq##n y te inflamen la cara. Nada de eso pasó tampoco”, reiteró.

Foto de portada: Captura de pantalla.


Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Armando

    Que clase idiota es que ese abuso, lo celebre por que no lo mandaron al hospital, arrastrado sin dignidad y dice que puede vender un poco de dignidad cosa que carece de ella, obviamente. hasta donde llegan esos sapos sin cerebro y sin sentido, ah ! la dignidad es un espejismo para ellos.

  2. Rolo

    Es feliz porque le pegaron y no lo mataron, por éso está agradecido con «El coma andante y la trompañera», todo éso es culpa de los padres sandinistas, inculcaron una fidelidad perruna a sus hijos, perdieron identidad propia y dignidad humana

Comentarios cerrados.