Actualidad

El Chino Enoc reanuda sus ataques a Rosario Murillo: «La han impuesto a la cara de barro”

Apenas dos días después de anunciar entre llantos que desde la “Seguridad del Estado” le habían orientado “retirarse” por “viejo”, el controversial combatiente histórico sandinista Marlon Sáenz volvió aún más desafiante y dirigió sus dardos a la déspota Rosario Murillo, actual vicepresidenta de Nicaragua y segunda al mando en el FSLN.

El Chino Enoc, como es conocido, reanudó sus ataques a Murillo el 22 de julio en un Facebook Live, en el que reiteró que no es adepto a ella y que no quiere que sea la dirigente máxima del Frente Sandinista.

Murillo desata pugna

Evidenciando las serias diferencias que existe entre la vieja militancia y los “sandinistas light”, controlados por la vicepresidenta, El Chino Enoc denunció que ésta fue impuesta en los altos mandos del partido violentando los estatutos y los órganos de decisión.

“Yo no quiero que Rosario sea mi dirigente. Yo nunca lo he negado. Si un día el Frente Sandinista, como Frente Sandiista, decide que ella lo sea, voy a acatar las orientaciones, el problema es que aquí se ha violado los estatutos, el Congreso, la Asamblea Sandinista y se ha impuesto una linea”, indicó.

“Si aquí se decide, de acuerdo a estatutos, de acuerdo a Asamblea Sandinista, de acuerdo al Congreso, que Rosario es el máximo líder, yo lo voy a acatar, pero a la cara de barro como ha sido, a la cara de barro que la han impu… (impuesto), eso no lo voy a a aceptar nunca”, reprochó.

En lo que podría ser interpretado como una pugna silenciosa Sáenz reiteró que “el culto a la personalidad está acabando con el FSLN” y que los militantes históricos quieren rescatar al partido.

Adeptos de Murillo lo amenazan

Las fuertes críticas del exguerrillero le han acarreado todo tipo de amenazas dentro de las filas de su partido. A inicios de la semana denunció que su cuenta de Facebook fue hackeada por el grupo de propagandistas al servicio de la vicepresidenta Rosario Murillo y hasta compartió capturas de whatsapp en las que éstos arremeten en su contra. Entre esas personas destacaba el fanático sandinista Marcio Vargas, cercano a los hijos de la pareja presidencial.

El Chino Enoc tampoco está bien visto por los opositores, ya que él mismo se declara fiel al dictador Daniel Ortega y porque declaró haber participado en la represión del 2018 al infiltrarse en los tranques.

Foto de portada: Captura de pantalla.