Actualidad

Se registra atentado y casualmente el FSLN acusa a EEUU de estar reactivando un supuesto golpe de Estado

A eso de las 11:00 de la mañana del 31 de julio se registró en la Catedral de Managua un atentado terrorista que destruyó la capilla de la Sangre de Cristo, y aunque todos los dedos señalan al régimen de Daniel Ortega, el oficialismo trata de desviar las acusaciones al indicar que existe un plan del gobierno de Estados Unidos para desestabilizar Nicaragua.

Llama la atención que por la mañana la oficialista radio La Primerísima hizo la advertencia de que el plan busca darle un supuesto “golpe de Estado” a Ortega para evitar que “gane” las elecciones del 2021 y posteriormente un desconocido entrara a la capilla y lanzara una bomba molotov.

El director de la radio, William Grigsby, tiene más de dos años amenazando a los sacerdotes católicos acusándolos de golpistas, y ahora sostiene que los Estados Unidos tienen planificado realizar diferentes actos a través de la sociedad civil, medios de comunicación, empresarios y estudiantes.

El propagandista cita un supuesto documento de Estados Unidos en el que se estable la salida de Ortega creando una nueva crisis similar a la del 2018.

FSLN infunde miedo en su militancia

En su retórica del miedo también advirtió a los fanáticos sandinistas de que los opositores empezarán a darles persecución.

Hay que señalar que en el 2018 fue con este mismo discurso y mentiras que el FSLN infundió miedo a sus bases y logró reclutar paramilitares que junto a policías perpetraron la masacre de ese año.