William Grigsby acusó a la madre del cardenal Brenes de intentar asesinar a unos jóvenes en 1979


El Frente Sandinista está arreciendo sus amenazas hacia la Iglesia Católica de Nicaragua, y uno de sus principales objetivos está siendo el cardenal Leopoldo Brenes Solórzano, quien tras el atentado terrorista del 31 de julio en la catedral de Managua se está mostrando más enérgico y frontal en sus denuncias.

En la campaña de desprestigio contra el cardenal Brenes los sandinistas no están ni siquiera respetando a la mamá de éste, doña Liliam Solórzano, una anciana de más de 90 años de edad.

El último ataque verbal al cardenal estuvo centrado precisamente en doña Liliam y lo ejecutó William Grigsby, director de la oficialista Radio La Primerísima y uno de los propagandistas más fieles a Rosario Murillo.

Grigsby acusó a la anciana de haber intentado asesinar en 1979 a un grupo de militantes del Frente Sandinista que se habían tomado la iglesia de Ticuantepe.

“Estamos hablando de junio de 1979. entonces los chavalos se toman la iglesia, esas tres mujeres se llaman, no se si ya murieron, una de ellas al menos está viva pero no se si las otras ya murieron, se llaman Teresa Ramírez, Catalina Aguilar y una mujer a la cual conocen como la Elsa “Chorizo”, su nombre es Elsa Solórzano, la madre de Leopoldo Brenes, Leopoldo Brenes Solórzano, todavía vive tiene como 90 y pico de años aquí vive en (el barrio) Altagracia (Managua)”, manifestó.

Resulta que están los chavalos metidos en la iglesia y estas tres mujeres, Elsa Solórzano, Teresa Ramírez y Catalina Aguilar les mandan comida, nacatamales, golosinas, fresquitos, disque en solidaridad con los muchachos que estaban allí en la iglesia. Estaban envenenados los nacatamales. No los mató, les dio una diarrea, vómito, indigestión, frio. Los tuvieron que sacar en la madrugada y se los llevaron a buscar cómo los atendieron. Los querían matar”, acusó Grigsby.

Aunque la dictadura de la familia Somoza fue derrocada hace 41 años por los mismos sandinista y pese a que hoy quienes protestan contra Daniel Ortega son fundamentalmente jóvenes y muchos exmilitantes del FSLN, el oficialismo insiste en llamar “somocistas” a los opositores.

En este sentido, el director de Radio La Primerísima saca a colación el supuesto intento de asesinato para hacer ver que las condenas de la Iglesia a las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua forman parte de complot “somocista”.

“Les digo esto (los señalamientos contra la madre del Cardenal) para que vean que los vínculos de la jerarquía católica con el somocismo no son de ahora, son de antaño”, afirmó.

Grigsby ignora adrede que a lo largo de los últimos años el FSLN mantuvo buenas relaciones con el Cardenal Brenes, a tal punto que no había actividad del religioso al que la vicepresidenta Rosario Murillo no enviara su maquinaria mediática. Igualmente Rosario Murillo en sus alocuciones enviaba saludos fraternos al cardenal y hasta decía estar pendiente de la salud de la mamá del líder religioso.

Foto de portada: El 19 Digital.


ENTRADAS RELACIONADAS