El Chino Enoc asegura que dirigentes del FSLN le enviaron paramilitares en moto


El Frente Sandinista no solo amenaza y asedia a sacerdotes y a miembros de la oposición, sino también a sus mismos militantes, que aunque le siguen siendo fieles se atreven a tomarse la libertad de criticar la mala dirección partidaria y la corrupción.

De eso dio testimonio el ex guerrillero sandinista Marlon Sáenz, mejor conocido como “El Chino Enoc”.

El 6 de agosto en uno de sus acostumbrados Facebook Live, Sáenz dijo que por mucho que se hable de unidad, ellos saben que hay miembros del FSLN “que no están conformes con el estilo de dirección”.

“¿Cómo puede ser que porque yo diga una opinión diferente me echen una maquinaria y hasta me amenazan, me desprestigian, me mandan a atacar para que me suspendan mis cuentas de Facebook? Y no son los puchos (opositores). Convencido estoy”, aseguró.

Señala a fieles de Rosario Murillo

Sáenz es abogado y afirma que entre las amenazas están la de suspenderlo de su profesión. “Si la comisión de ética estuviera funcionado y con los funcionarios partidarios más honestos, más rectos, aquí ya estarían facturados varios funcionarios del Estado y del partido”, manifestó.

Según dijo en el partido no es tomado en cuenta por su posición, pero que otros sí tienen permiso de hablar si están alineados. “Un montón de cosas se discuten en público pero solo tiene derecho a criticar el fulano director de la radio, el otro director de la otra radio, el otro pendejo que dirige una plataforma virtual, el otro que cineasta y documentalista porque es amigo del hijo de fulano,como que yo no tengo inteligencia para poder hacer esto (opinar)”, dijo enojado.

En otras ocasiones el Chino aseguró que quienes lo están amenazando son sandinistas fieles a la vicepresidenta Rosario Murillo, y entre los que mencionó está Marcio Vargas, un supuesto cineasta amigo íntimo de Juan Carlos Ortega, hijo de la pareja presidencial.

De acuerdo al Chino Enoc, el FSLN debería de proteger a personas como él, pero más bien sucede todo lo contrario.
“¿Qué es lo que me han hecho más bien a mí? Lanzarme a un montón. Cuatro motorizados (paramilitares sandinistas) me estuvieron amenazando en ‘El Mondongazo’ en Managua”, denunció.

Foto de portada: Captura de pantalla.


ENTRADAS RELACIONADAS