Policía asegura que crimen de la ruta 111 fue “por rencillas personales”


La Policía Sandinista capturó a los presuntos responsables de haber quitado la vida a puñaladas al joven Darwin Antonio Benavides Reyes, hecho ocurrido el pasado 9 de septiembre a bordo de un bus de la ruta 111 en la ciudad de Managua.

Los capturados fueron los hermanos  José Mendieta Quezada y Francisco Antonio Mendieta Quezada. El hecho fue catalogado originalmente como un un asalto, sin embargo, la Policía sostiene que fue un crimen originado por rencillas personales.

Benavides Reyes falleció en el Hospital Manolo Morales y de acuerdo al médico forense, la causa de muerte fue shock hipovolémico.

El comisionado mayor Iván Escobar, jefe del Distrito Uno de la Policía, explicó que un equipo de investigación acudió al lugar de los hechos en las cercanías del Hospital Cruz Azul, entrevistó testigos y realizó todo el peritaje correspondiente.

“La víctima y victimarios viajaban en una unidad de transporte colectivo, al encontrarse, discutieron y lo agredieron con arma cortopunzante (cuchillo), propinándole una estocada, provocando su fallecimiento. El hecho fue cometido motivado por rencillas”, aseguró el jefe policial.

Al momento del crimen, la víctima iba con su hijo de 11 años rumbo a un centro escolar.

El comisionado Escobar agregó, no obstante, que los hermanos Mendieta Quezada registran antecedentes delictivos de robo con intimidación.

Entre las pruebas ocupadas a los capturados está un cuchillo con manchas de sangre, el cual fue usado para cometer el crimen. También portaban dos armas de fuego artesanales.

Foto de portada: Policía Sandinista.


Deja una respuesta

ENTRADAS RELACIONADAS