Murillo sigue destilando veneno. Ahora llama “serpientes” a los opositores


Este miércoles por segundo día consecutivo la dictadora Rosario Murillo lanzó fuertes ataques verbales contra los opositores, tildándolos de ladrones, malignos, serpientes y achacándoles “crímenes de odio”, que con la aprobación de una nueva ley podría acarrearles la “cadena perpetua”.

“Son asaltantes, ladrones, criminales, terroristas, malignos, son serpientes, son serpientes, pero pueblo ya los conocemos y sabemos decir, machalá ante la serpiente”, dijo iracunda a través de los medios de propaganda oficial.

Murillo se mostró molesta con las personas que están criticando la ley, pese a que el 15 de septiembre el mismo dictador Daniel Ortega fue claro de que los opositores son el principal objetivo de esta.

“Hay quienes pretenden que no se castiguen los crímenes de odio, decimos a confesión de parte y el resto ya lo conocemos, crímenes de odio, crímenes atroces, que no pueden volverse a dar contra personas, seres humanos de todas las edades, indefensos, inocentes, nunca más, nunca más, la historia jamás los absolverá a quienes pretendieron acabar con Nicaragua, con la paz, con la concordia, con los procesos económicos, victoriosos. Nunca más y se lo decimos categóricamente, el terrorismo nunca más, la malignidad nunca más, esta condición rastrera nunca más”, manifestó.

Foto de portada: Presidencia.


Deja una respuesta

ENTRADAS RELACIONADAS