La alcaldesa de Managua, Reyna Rueda, reducida casi a su rol de bailarina y animadora de cumpleaños


Aunque la alcaldesa de Managua, Reyna Rueda, debería estar enfocada en resolver los apremiantes problemas de la ciudad, lo cierto es que a esta es más fácil encontrarla en una actividad lúdica.

Si bien algunas de las actividades en las que más se le ve es en la entrega de casas a familias muy pobres y en la inauguración de una que otra calle parchada o asfaltada, En lo que más parece destacar y donde evidentemente se le ve más a gusto, es cuando le toca ir a visitar ancianos, coronar reinas de fiestas patronales, entregar regalos a las madres, celebrar cumpleaños y actividades semejantes.

En este tipo de actividades no tiene problema alguno en convertirse en la animadora, gritando y bailando como si de una adolescente sin responsabilidades se tratara.

La más reciente ocasión en la que se le vio tan alegre fue el sábado 19 de septiembre en una actividad organizada por la alcaldía de Managua para celebrar los 100 años de vida de la ciudadana Bertha Genara Vallecillo Morales. A esta anciana la alcaldía oficialista la declaró “tesoro vivo” de la ciudad.

En los videos compartidos en redes sociales por los medios de comunicación del gobierno se le puede ver riendo, dando palmas alrededor de la anciana y bailando con un militante del Frente Sandinista o trabajador de la alcaldía de Managua.

Escenas similares se han repetido durante los más de 10 años que ha sido funcionaria de la alcaldía.

El rosto agradable

Reyna Rueda asumió como alcaldesa de Managua en enero del 2018. Había sido vicealcaldesa desde el 2009. Durante esos años su rol siempre fue el de “la cara bonita” de los funcionarios sandinistas, y efectivamente ella tiene un trato muy agradable, en especial con las personas más humildades.

Reyna Rueda en la campaña electoral municipal del 2017.

Al ser electa alcaldesa no se esperaba gran cambio en sus funciones, pues al poder real en la comuna lo ostenta Fidel Moreno, impuesto por la vicepresidenta Rosario Murillo. A la decisión de “arriba” no se rebeló nunca la exalcaldesa Daysi Torres, conocida por “sus malas pulgas”, menos que lo hiciera Reyna Rueda, quien siempre prefiere no meterse en problemas, menos si son concernientes a la ciudad de Managua.

Rosario Murillo abraza a Fidel Moreno, el verdadero poder en la alcaldía de Managua.

Un vicealcalde con el mismo rol

El caso del vicealcalde de Managua, el cronista deportivo Enrique Armas, no es muy diferente al de Rueda. Se le suele ver entregando viviendas, inaugurando calles y en actividades deportivas.

En algunas ocasiones tanto Rueda como Armas han hecho recorridos durante inundaciones y eventos similares. No obstante, siempre lo hacen como subordinados de Fidel Moreno, quien es el que dirige la respuesta de emergencia y el que da las órdenes.

Foto de portada: El 19 Digital.


ENTRADAS RELACIONADAS