Algunas «danieladas» memorables


Aunque sus discursos suelen durar horas, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, no se caracteriza por ser un gran orador. Es más, es aburrido a tal punto que en no una ocasión los militantes de su partido y hasta sus funcionarios se han quedado dormidos en actos oficiales.

Sin embargo, no solo es aburrido, también ha cometido metidas de pata memorables, que algunas personas han calificado de «danieladas», haciendo parangón con los desaciertos verbales del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, famoso por frases como «No lo dudé ni un MILÍMETRO de SEGUNDO», «Cristo multiplicó los PENES» o bien «Hoy tenemos MILLONES y MILLONAS de Bolívar».

Daniel Ortega ciertamente no ha llegado aún a esos niveles, quizás porque sus presentaciones públicas son cada vez menores debido a que con 75 años de edad (los cumple el 11 de noviembre), ya empieza a mostrar signos de cansancio.

Sus detractores, de los que forman parte la inmensa mayoría de los nicaragüenses, disfrutan cada vez que Ortega comete un error y en los últimos meses, este sí que se ha lucido. A continuación algunas de las «danieladas» más representativas.

El saludo a los trabajadores de «la munda»

El pasado 30 de abril del 2020 Daniel Ortega como buen socialista y supuesto defensor de las clases más desposeídas conmemoró el Día Internacional de los Trabajadores, y en un momento dijo «Así que nuestro saludo a todos los trabajadores del mundo y trabajadores del munda». Como era de esperarse, en redes sociales se hizo viral.

Daniel Ortega perdido en el tiempo

El 15 de septiembre del 2020 Ortega celebró junto a la Juventud Sandinista el 199 aniversario de la independencia de Nicaragua. En un virulento ataque a quienes piden el retorno a la democracia, el líder sandinista perdió la brújula y acusó a los opositores de querer unirse para derrocarlo en las ELECCIONES de noviembre de 1821. “Buscan unirse para derrocar en las elecciones de 1821, noviembre de 1821 derrocar al gobierno sandinista”, dijo Ortega.

Murillo le corrige una fecha pero él insiste

El 18 de mayo Ortega compareció en cadena nacional para brindar un informe de la pandemia de coronavirus. El informe se caracterizó por los problemas de lectura y los enredos del mandatario con las cifras. En medio de ese torbellino de datos, cuya credibilidad está en entredicho, Ortega se olvidó hasta de la fecha en que estaba. «Hoy 21», dije Ortega. «18», le corrigió Rosario Murillo en voz baja, pero Ortega, insistió y repitió «hoy 21», a lo que Murillo volvió a decirle «18» sin lograr convencer a Ortega de enmendar su error.

Se tambalea rodeado de escoltas

El 21 de enero Daniel Ortega asistió al Palacio Nacional a la vela del exguerrillero sandinista Juan Ramón Ramos. Como es común, llegó rodeado de cientos de hombres armados. Ortega lució visiblemente cansado y con movimientos torpes. Al momento que bajaba las escaleras empezó a tambalearse y no rodó gracias a que fue auxiliado por sus escoltas.

Rosario Murillo y los «Nachos»

Pero no solo Ortega es prolijo en metidas de pata. Su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo suele perder el control con sus virulentos ataques verbales a los opositores. El 19 de julio, luego del acto central del 41 aniversario de la Revolución Sandinista, Murillo compareció bastante descontrolada ante los medios de comunicación. «¡Qué privilegio! ¡Qué tesoro! 41 NACHOS… años en los que hemos tenido la posibilidad de luchar siempre por el bien común”, dijo Murillo, una mujer controladora y conocida por ser perfeccionista.

Foto de portada: Presidencia de Nicaragua.


Deja una respuesta

ENTRADAS RELACIONADAS